Buenos días queridos comunitarios, como cada domingo durante la época estival, la Comunidad se mueve para hacer una ruta en busca de alguna poza o zona de agua con posibilidad de baño. En este caso anunciamos en el foro de la web comunitaria la intención de acercarnos a Fuente Caputa, en Yéchar. Lugar de obligada visita todos los años para darnos un buen chapuzón. Decidieron acompañarnos los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Patricia Carmona, Clemente, Antonio Asís, Henfri, Samuel, Antonio y Juan Carlos.

Como es costumbre en rutas largas y de verano intentamos prepararnos bien: bocadillos compactos, fruta, frutos secos, agua congelada en abundancia, etc…, como indicamos en este vídeo:

Comida, cena y desayuno para rutas largas, todo preparado, bien equipados como explicamos en este artículo:

Y con todos los elementos de seguridad para afrontar una ruta, como indicamos en este artículo:

Partimos temprano, sobre las 07:41, para aprovechar las horas de fresco mañanero hasta que sale el sol. Empezamos a pedalear a ritmo suave, para ir calentando los músculos y acostumbrándolos a la rotación. Entramos en la Vía Verde del Noroeste, dirección Alguazas. A los pocos minutos una capa fina y blanca cubría nuestras espinillas y partes de la bicicleta: el polvo.

Pasamos el puente sobre la vía del tren en Alguazas y volvimos a la Vía Verde. En este momento la comunitaria Patricia tomó la iniciativa y se puso en cabeza, tirando del grupo. Marcó un ritmo alegre que a algunos nos costaba seguir en cuanto perdíamos la rueda del de delante.

Aprovechamos el camino llano y ancho para charlar con los comunitarios y ponernos al día. Sobre todo con @Clemente, al que hacía meses que no veíamos. Mientras recorríamos kilómetros y pasábamos por Alguazas, Los Rodeos, Campos del Río y Albudeite íbamos recogiendo más comunitarios: Juan Carlos y Samuel.

Seguimos aguantando el ritmo de la comunitaria Patricia y llegamos pronto a la estación de Los Baños de Mula. Por allí nos desviamos a la derecha por carretera saliendo de la Vía Verde, dirección Yéchar. Teníamos pensado subir hoy a las pozas pequeñas de Fuente Caputa y bajar por senda a la grande. Por lo tanto tomamos la carretera que va a Fuente Caputa, indicada por un cartel al entrar a Yéchar. Nos esperaban unos 3 kilómetros de subida hasta coronar el minipuerto de montaña.

Poco a poco fuimos subiendo, como siempre cada uno a su ritmo. Mirando el inclinómetro de nuestras bicicletas había algunos tramos que marcaba más del 15%, aunque en general rondaba el 8 (más o menos). Coronamos y emprendimos el descenso hacia la primera poza de Fuente Caputa.

Íbamos muy bien de tiempo, por encima de las predicciones establecidas por la organización (que no hay). Nos detuvimos en la primera poza a probar la temperatura del agua, a disfrutar de este estupendo paraje y a echarnos unas fotos. Incluso pudimos grabar una lagartija que rondaba por la zona.

Continuamos pedaleando hacia la última poza, la más grande. Recorrimos el sendero que discurre entre una y otra, entre una tupida vegetación que ha proliferado gracias a las lluvias. La senda no tendrá más de dos kilómetros y cuenta con unos cientos de metros no ciclables, donde hemos de echarnos las bicis a los hombros para cruzar por la roca.

Merece la pena el esfuerzo, nos da la posibilidad de disfrutar de esta zona poco conocida de Fuente Caputa y de ver la poza grande desde arriba. Poco a poco vamos cruzando hacia la poza grande, donde había bastante gente, aunque pocos bañándose.

Fuente Caputa en Rambla de Perea en Yéchar por Comunidad Biker MTB

Paramos y aparcamos las bicis a la sombra de los pinos. Algunos aprovechamos para almorzar un poco, siempre y cuando los perros que había por la zona nos lo permitieran. Otros se prepararon para el baño, cambiando las zapatillas de MTB por escarpines. Dejaron los dispositivos electrónicos y otras cosas no acuáticas a buen recaudo y se lanzaron a la poza.

Disfrutamos de un estupendo baño. La poza de Fuente Caputa es grande y aunque haya gente no hay problema. Además de que apenas había personas bañándose. Lo que sí nos encontramos es a un muchacho llamado Adrián cobijado en una zona para lanzarse a la poza desde unos 7 metros. Otros se iban lanzando desde más abajo o más arriba, pero este muchacho permanecía allí inmóvil y ni se salía ni se lanzaba.

Fuimos haciendo saltos, volteretas, nadamos, llegamos hasta el final de la poza, donde hay un jacuzzi natural y pasaban los minutos. Adrián seguía en el mismo sitio y con la misma actitud: rodillas flexionadas, manos en la roja, dando la impresión de que iba a lanzarse de un momento a otro pero, media hora después, seguía igual. Incluso lo animamos todos los que estábamos en la poza, vitoreando su nombre, pero no había manera.

Terminamos el baño, acariciamos a algún perro, finalizamos el almuerzo, hicimos unas cuantas grabaciones de las piruetas de Henfri y Samuel, grabamos a Samuel saltando desde más arriba de donde estaba Adrián. Más fotos, más vídeos y nos preparamos para emprender el camino de regreso.

Transcurrieron unos 45 minutos desde que llegamos hasta que nos fuimos y dejamos al pobre Adrián en el mismo sitio donde lo encontramos. Supuestamente estaba su familia por allí y supongo que tarde o temprano alguien iría a “rescatarlo”. Nos fuimos con la duda del desenlace de este suceso ¿saltaría al final? ¿sería capaz de volver sobre sus pasos y regresar a la zona segura? ¿fueron a rescatarlo? Todo quedó en duda.

Baño en Fuente Caputa en Yéchar por Comunidad Biker MTB

Nosotros cargamos las bicis al hombro y salimos a la carretera. El comunitario Henfri propuso bajar a Yéchar por la rambla y, como es lógico, no pudimos resistirnos a esa variante: rambla en lugar de carretera y camino ¡SÍ!

Giramos a la izquierda por un camino, antes de coronar por carretera y bajar dirección el embalse de la Cierva. Nos adentramos en esta rambla supuestamente ciclable, pero al llegar al lecho nos dimos cuenta de que las aguas torrenciales habían desdibujado lo que antes era un sendero. Solo quedaban las duras piedras y la arena que formaba la senda había sido arrastrada.

Pero en la Comunidad no tenemos miedo a estas situaciones y sabemos que tarde o temprano volverá a aparecer la senda. Y afortunadamente no nos dimos la vuelta. Digo afortunadamente porque metros más abajo nos encontramos con un espectacular paisaje. Unas inmensas paredes de piedra horadadas por los miles de años de erosión de los fuertes torrentes de agua.

Disfrutamos de lo lindo por esta zona, incluso teniendo que empujar la bici en algunos tramos de piedra. Poco a poco fuimos saliendo de la rambla y llegamos a la rampa de hormigón, un jamón de los buenos con pendientes de más del 22%, pero de no más de 200 metros, que nos llevó hacia la carretera de bajada a Yéchar.

Llegamos al pueblo y paramos en la primera fuente que vimos a rellenar los bidones, pero parece que no salía agua con gracia así que nos dirigimos a un bar cercano. Repostamos y nos preparamos para los 40 kilómetros de vuelta al sol.

La verdad es que la mañana fue estupenda en cuanto a temperatura se refiere. Calurosa como siempre en verano en Murcia, pero con la gran parte del tiempo el sol tapado por unas cuantas nubes, cosa que hizo que no nos quemáramos como otras veces y que pasáramos mucho menos calor.

Tomamos dirección la Vía Verde del Noroeste, en este caso en sentido contrario al que tomamos para venir y fuimos regresando poco a poco. El polvo del camino no perdonó y llegamos a casa con las espinillas blancas por completo y con una capa de polvo sobre toda la bici.

Acabamos esta ruta en el bar, para celebrar algún cumpleaños y también el haber acabado esta estupenda ruta de forma estupenda. Hicimos unos 73 km y unos 800 metros de desnivel, en unas 7 horas de ruta. Disfrutamos de la compañía excepcional de los comunitarios y no sufrimos crudas realidades, cosa extraña.

Ya andamos pensando en otro destino para la próxima semana, intentando que tenga algún lugar donde darnos el cuarto baño de la temporada.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB BTT BXM con baño: