Hola amigos/as de Comunidad Biker MTB soy la comunitaria Patricia Carmona y quiero relatar mi crónica de la maravillosa marcha BTT de Letur en Albacete. Todo comienza un domingo el 22 mayo 2016, pegándome un madrugón del copón, a las 5 de mañana me suena el despertador y me dispongo a hacer todos los preparativos para este bonito y gran evento deportivo. Ni imaginaba lo que iba a encontrarme en tan bello lugar. Me dirijo a Molina de Segura donde me esperan los comunitarios Alonso, Paquito, Juan Francisco, Luis y nuestro querido Kronxito, que aunque no participe en la marcha sí participa en lo que nosotros podamos necesitar, siempre dispuesto a ayudarnos. Preparamos los dos coches y nos dirigimos a Letur.

Premio Patricia en LeturAl llegar al pueblo bajamos nuestras bicis y saludamos a nuestros queridos amigos de Los Simao que son más bonicos que na, muy buena gente, también a nuestros amigos de Ciclos Conde, Los Mataos del MTB, Sabina Albar Bike y alguno más que ahora no recuerdo. Nos disponemos a recoger los dorsales y demás enseres que nos regalan en esta clase de eventos. Nos colocamos en línea de salida, como siempre los últimos. Antes de la salida unos chicos me pidieron amablemente que si les echaba una foto y les dije que por supuesto. Tras echarles la foto les dije si me hacía una con ellos, accedieron encantados, así que me coloqué para salir también, como no podía ser de otra manera y representar a la Comunidad en todas las fotos posibles jajajaja.

Pistoletazo de salida y nos disponemos a salir, pasamos por el pueblo por sus calles de asfalto y de pronto ya tocamos tierra adentrándonos en el monte. Voy un rato a rueda con Francisco Yepes, uno de Los Simao, animándolo ¡a tope! Vamos bordeando el río, muy bonito el sitio, damos una vuelta y casi sin darme cuenta estábamos otra vez en el pueblo. Me percaté al bajar unas escaleras, subida en la bici, sin poner pie al suelo, pegando saltos como una loca y ¡a grito pelao! Escuchando a la gente como me animaban y se reían de mis gritos me vine arriba por un momento. Desde aquí agradecer a toda la gente de Letur los ánimos que nos dan a los que participamos en estas marchas porque la verdad es que ayudan mucho. Bajo exitósamente los escalones y entramos al monte con unas subidas bastante exigentes, de las que se pegan al lomo, un tanto inclinadas y con mucha calor.

De lejos veo un río que había que cruzar sí o sí por el lecho de agua y me llegó hasta los tobillos, así que pies dentro del agua, zapatillas llenas de agua y gritando jajajaja. Pedaleé sin bajarme de la bici, con media bici cubierta de agua. La sensación fue muy buena con los pies fresquitos. Me encantó meterme en el agua ya que había sudado en la subida y hacía calor, el agua vino muy bien para refrescarme un poco jajajaja.

Seguimos la marcha BTT de Letur y empieza lo que menos me gusta, la gravilla y tierra suelta. Fui pasando por la zona como pude, con amagos de caída. La bici con las ruedas mojadas hacía que resbalara un poco más. En una zona inclinada casi me caigo, tuve que poner el pie en el suelo, por los pelos conseguí evitar la caída en el último momento ¡buff qué susto me di! Pero seguí la marcha sin miedo alguno. Tenía a Alonso detrás de mí que me decía que me concentrara avisándome del peligro, me ayudó y apoyó en todo momento y Luis también, pero ¡que bonicos son!

Continuamos rodando y nos encontramos con otro riachuelo, más grande que el anterior, lo pasé mojándome aún más. Cubría el agua hasta las rodillas casi, incluso se me clavó la bici antes de llegar a la orilla y tuve que poner pie al suelo, bueno… al agua jajaja. Alonso detrás de mí no cruza y se lo piensa, me dice que no tiene ganas de mojarse y le digo “aquí o nos mojamos todos…” jajaja. Cojo el móvil y grabo el momento, toma carrerilla, levanta las piernas y casi llega a cruzarlo sin darle a los pedales, pero al final tiene que poner un pie en el agua y dice “he salvado un pie” jajajaja. Luis cruzó como yo, sin pensárselo mucho, mojándose los pies. A unos metros de allí estaba el primer avituallamiento. Me hizo gracia ver a un amable señor, con sombrero de paja, cortando una enorme sandía para todos los que íbamos llegando. No tomé sandía pero tenía buena pinta, me bebí un vaso de acuarius y medio plátano. Continué dejando allí a Alonso y a Luis a sabiendas de que me alcanzarían después.

Me encuentro de sopetón con una cuesta súper inclinada, con gente empujando sus bicis. Intenté subirla a molinillo. Por delante había varios participantes y alguna chica, los animé y respondieron de igual manera. Me encanta ver chicas en las marchas MTB. La subida se va estrechando y poniendo más técnica, así que paré la bici casi en seco y el que iba detrás se cayó. Desde aquí le pido disculpas pues no era mi intención y así se las pedí en el momento. No se hizo nada en la caída, se levantó y me dijo que no pasaba nada. Por cierto, el compañero llevaba música como si de una discoteca se tratara jajaja ¡que gracia me hizo! Seguí subiendo, empujando la bici un tramo más. Miré para atrás y ya tenía a Alonso y a Luis cerca.

Empieza la bajada, espectacular, sin bajarme de la bici, con cierto riesgo pero aguantando. Llevaba a Luis delante de mí avisándome en cada momento de los peligros de cada subida y bajada, de cada piedra, animándome ¡a tope! Desde aquí se lo agradezco de todo corazón, me ayudó mucho. Bajamos una senda muy peligrosa con arena blanca suelta, una preciosidad de bajada, con unas vistas desde lo más alto expectaculares, creía que tocaba el cielo con la mano,  me quedé sin palabras. Bajé exitosamente todas estas sendas con tramos técnicos y un tanto inclinadas.

Casi al finalizar me cruzo con los mismos chicos con los que me eché la foto en la salida y me dicen ¡Anda la de la foto, ánimo! Les contesto también  con un ¡Ánimo! Muy graciosos por cierto, desde aquí les mando saludos y que me envíen la foto para verla jajaja. Pisamos el asfalto, lleno de flores blancas muy curiosas, una capa que casi tapaba la cuneta. Pregunté a un compañero ciclista que pasaba por allí y me dijo que eran semillas de los chopos ¡pobre del que sea alérgico! Llegamos al pueblo Luis y yo. Alonso se quedó atrás ayudando a Los Simao en una avería de un corredor. Este compañero con el sillín averiado posteriormente se lo agradeció mediante Facebook al grupo de Los Simao. Tengo que decir que estos chicos tienen una calidad humana increíble ¡bravo por ellos!

Nos adrentábamos en el pueblo por fin, casi sin previoa aviso nos encontramos con una cuesta muy empinada para rematar la marcha. Con todas las subidas anteriores y una más al final, hicimos de tripas corazón y a molinillo ¡para arriba! Siempre sin perder la sonrisa en ningún momento. La gente del pueblo entegrada animándonos en cuanto entramos a este maravilloso pueblo, con sus gentes muy amables. Cruzamos la línea de meta Luis y yo agarrados de la mano.

Un gran triunfo ya solo el terminar esta marcha MTB de Letur de una sola pieza, fue dura y bonita. Quedé la segunda en master 30 femenina, quinta en la general femenina, con una duración de carrera de 3horas 19 minutos. Mi número de dorsal el 2160.

Antes de terminar decir lo bonito que es letur  y su gente. La organización muy bien, nos dieron macarrones para comer. A mis chicos de Comunidad Biker MTB les doy las gracias por todo el apoyo que recibo, por el aprecio que me tienen, sé que me queréis porque se nota jajaja y yo a vosotros. Gracias a Alonso y a Luis por acompañarme en esta maravillosa marcha, que sin vostros no sería posible, también al grupo Los Simao que me apoyaron, a los que más conozco a Antonio de Maya y a Francisco Yepes ¡¡Gracias por ser como sois!! ¡¡Muy grandes!! Sin lugar a dudas una marcha para repetir.

Vuestra comunitaria que os adora Patricia Carmona.