Hola amigos/as de Comunidad Biker soy la comunitaria Patricia Carmona y esta vez quiero relataros lo acontecido de esta maravillosa ruta nocturna de MTB en Cehegín (Murcia, España). Una estupenda tarde/noche/madrugada de ciclismo y convivencia con nuestros amigos de Los Simao, Ciclos Conde, Ardillas MTB, MTB El Canalón y MTB Alpargateros.

El día 19 de agosto de 2016 llego a la sede de Comunidad a las 19:04h, allí estaban los comunitarios Kronxito, Paquito206, Juan Caride, Aurelio y Jesús (Chules). Nuestro comunitario presidente Alonso esta vez no nos acompañaría, sin yo saberlo de antemano, me llevé esa sorpresa sin esperarlo, decirle desde aquí que me debe una y me la tiene hecha jajaja.

Preparamos y disponemos las bicis de Kronxito, Paquito206 y la mía en la furgoneta comunitaria, en otro coche iban los comunitarios Aurelio y Jesús. Por otro lado el comunitario Juan Caride con su coche y bici. En Cehegín nos encontraríamos también con el comunitario Antonio Manuel. Llegamos a eso de las 20h a Cehegín, en el mismo punto de encuentro de la quedada para la premarcha. Esperamos a los demás compañeros de los clubes mencionados anteriormente, esta ruta era multitudinaria y asistiríamos unos 25 ciclistas para pasarlo bomba en la noche que nos esperaba.

Por allí nos concentramos los grupos de ciclistas, los vuelvo a mencionar: Los Simao, Ciclos Conde, Tortugas, Ardillas, Alpargateros, Canalón y seguro que alguno más independiente o de otro club (que me perdonen los no mencionados, no los conozco a todos) y, por supuesto, los comunitarios de Comunidad Biker MTB.

Una vez todos reunidos y tras la foto de grupo de rigor, salimos a eso de las 20:47h, rodamos al principio por un tramo de carretera. Enseguida empiezo a escuchar a Yepes de Los Simao detrás de mí diciendo “mete hierro”, sin saber qué significaba le pregunto “¿eso qué es?” y me lo explicó, básicamente consiste en poner plato pequeño y piñones grandes para subir un repecho. Y así fue, al poco había una cuesta bastante inclinada, sin ton ni son, así de primeras, una subida corta pero intensa que nos haría sudar.

Seguimos circulando con nuestras bicicletas de montaña por los montes de Cehegín, nos encontramos un camino con muchos árboles a cada lado, de unos 500 metros. Por allí oigo decir a Antonio de Maya, el presidente del Club Los Simao “Abriros que giraremos a la izquierda” y así fue, nos encontramos con una curva bastante cerrada y estrecha. Por esta zona empezaba lo bueno, tocamos tierra, al principio por una subida poco exigente pero bonita. Vamos por una senda espectacular llamada La Lavadora, con muchos giros y árboles a cada lado, ya empezando a oscurecer, con los focos de luz encendidos. Esta senda está incluida en la marcha por las enfermedades raras de Cehegín, es espectacular y ciclable, casi nada técnica.

Cruzamos la carretera y vovlemos a entrar a una senda muy estrecha, pero sin dificultad alguna y muy bonita también. Se va haciendo de noche y ya me va gustando menos la cosa, porque no soy muy amante de las rutas nocturnas, me gusta ver a larga distancia lo que me espera y por la noche es difícil. Voy superando bastante bien la oscuridad y acostumbrándome a ella, aunque en algún repecho me paraba a la mitad, puesto que no veía si era cuesta arriba o no jajaja, y ni tenía tiempo de reacción a la hora de cambiar plato y piñones.

Salimos de la senda y hacemos parada para hacer recuento de compañeros, para que no se perdiera nadie. Seguimos para arriba en una cuesta corta en la que finalmente dimos la vuelta porque nos habíamos equivocado. Volvemos a bajar, todos en fila, era bonito por las luces, parecía que estábamos en Navidad con tanta luz jajaja.

Entramos por pista, aliviada de ello, como digo ir por sendas desconocidas y de noche no es lo mío. Empezamos a subir una pista bastante buena, el comunitario Kronxito, Antonio de Maya y yo charlando amigablemente, riéndonos, hasta que me di cuenta de que había pinchado. Pues sí, como no podía ser de otra forma, en la Comunidad, siempre que hay ruta multitudinaria o quedada algún comunitario pincha, esta noche me tocó a mí. La rueda delantera de mi bicicleta pinchada, de noche joooo. Antonio, muy amable, me arregló el pinchazo y ayudó otro compañero cuyo nombre no recuerdo (perdón). Mientras, como no estaba el comunitario presidente Alonso, le tocó grabar el vídeo de la cruda realidad del ciclista de montaña al comunitario Kronxito.

Al poco sufrimos otro episodio de la cruda realidad, en este caso Ismael se le salió de su sitio el sillín. Lo arreglamos como pudimos para acabar la ruta y, por supuesto, también grabamos el vídeo de la cruda realidad del ciclista de montaña. Por allí mismo nos volvimos a reunir para decidir por dónde volver, puesto que ya se había hecho tarde. Decidimos ir por la ruta más corta, por carretera y Vía Verde

Bajamos poco a poco, no sin antes sufrir otro episodio de la cruda realidad, el tercero, en este caso pinchazo de la rueda de la bicicleta del comunitario Richard, hijo de Ricardo.

Llegamos a los coches, echamos las bicis y nos fuimos a la casa de David del Club Ciclos Conde, que nos preparó una barbacoa para la cena y hasta aquí puedo leer… jajaja.

Una tarde/noche/madrugada espectacular, lo pasamos de maravilla y agradezco a todos los compañeros el que nos invitaran a este estupendo evento. Aunque he de decir que nos faltó nuestro querido comunitario presidente Alonso, que se le echó de menos. La gente muy simpática y agradable, sin duda para volver a repetir.

Los números son lo de menos, una ruta de unos 31 kilómetros, con 600 metros de desnivel positivo y unas 2 horas.

Repito y no me canso de daros las gracias a todos los allí presentes por tratarnos de lujo ¡¡un placer!!

De vuestra comunitaria Patricia Carmona.

  • Fotos de la ruta MTB nocturna: