Hola amigos de Comunidad Biker MTB soy Paquito206 y esta es mi historia en la marcha BTT de Crevillente.

Esta vez voy a empezar por el sábado 5 de marzo de 2016, pues en este día sobre las 6 de la tarde fuimos los comunitarios Juan Francisco, Clemente, Luis y yo hacia Crevillente para la recogida de dorsales, también he de decir que nuestra comunitaria Patricia hizo lo mismo pero saliendo desde su casa y acompañada de su hermana gemela Yolanda.

Sobre las 7 menos algo nos encontrábamos en Crevillente, así que fuimos todos juntos a recoger nuestros dorsales y también los de Alonso y Guillermo que no vinieron. Una vez con los dorsales en nuestro poder volvimos a los coches y tras una charla y unas risas nos despedimos de las gemelas Carmona y pusimos rumbo de nuevo a Molina, así que cada mochuelo a su olivo y a mentalizarse para el domingo jejeje.

Domingo 6 de Marzo de 2016, como de costumbre madrugada, compra del desayuno y reunión en la sede. Tras los preparativos de todos los días salimos con las bicis cargadas los comunitarios Clemente, Juan Francisco, Luis, Alonsojpd, Guillermo y un servidor, acompañados por Kronxito aún de baja, sobre las 8 de la mañana. En Crevillente estaban también nuestros comunitarios Patricia, que fue sola desde su morada y Juan Antonio que fue con su primo.

TMarcha BTT Crevillenteambién contar con la presencia de nuestro comunitario Cristóbal Valero que representaba a su club Los Simao, aunque no por eso va a ser menos comunitario jejeje, acompañado por Mari Mari.

Tras colocar los dorsales y hacer los preparativos necesarios nos dirigimos, a lomos de nuestros corceles, hacia la zona de salida. Allí nos volvimos a colocar, como es costumbre, justo al final del todo. Saludamos a los hermanos Terres que también estaban por allí preparados para afrontar esta marcha y a algún amigo más. Alonso no saludó a nadie porque se tuvo que volver a por la cámara al coche y llegó a la salida justo cuando ya estábamos todos saliendo.

Cruzo el arco de salida y junto con Luis y Guillermo aceleramos un poco el ritmo para empezar la remontada más pronto que tarde, aunque adelantar por las calles del pueblo cuesta un poco pero bueno vamos esquivando como buenamente se puede. Poco a poco Guillermo y Luis me cogen ventaja y termino por perderlos de vista, así que  continúo mi camino, un poco más adelante me encuentro a Juan Antonio, al que saludo y charlo un poco con él, pues no lo había visto aún. Sigo subiendo las empinadas calles de Crevillente haciéndome hueco entre los participantes, adelantando algún puestecito y saliendo por una carretera hacia la Sierra, sin dejar de subir claro está.

Sigo subiendo carretera “parriba” y finalmente llego a la pista donde se apreciaba más aún la cuesta que había que subir. Al tratarse de un camino pedregoso las zonas para adelantar eran escasas pues la zona limpia, como es normal, estaba saturada de ciclistas que subían alineados unos detrás de otros. Así que la única opción de adelantar era tomando la parte sucia o los pequeños huecos limpios que te podías encontrar de vez en cuando. Y eso es lo que iba haciendo para poder adelantar algún puesto.

De repente, en la lejanía, veo a un comunitario, a Guillermo, que subía estrenando su nueva montura, lo alcanzo y  vamos subiendo charlando un poco hasta que nuevamente me adelantó un poco sorteando piedras y grava suelta.

Sigo escalando esa bonita cuesta que teníamos para desayunar. Inmerso en la subida voy charlando con amigos de la comunidad que me animan a lo largo del camino, cosa que se agradece pues cuando uno es chulesco como yo eso hace que me venga arriba y apriete un poco más jejeje.

Diviso a otro comunitario, no en el horizonte si no a unos metros por encima de mí cabeza, en este caso Luis al que también me dispongo a dar caza. Sigo subiendo y escalando posiciones hasta encontrarme con Luis y tras charlar un poco sigo subiendo y en mi afán de subir, esta vez me equivoco pues al intentar pasar por la parte sucia de repente pierdo la tracción en las piedras sueltas lo que me hace bajarme de la bici y subir unos metros a pie hasta un pequeño remanso donde veo como van pasando por mis narices los ciclistas que había adelantado anteriormente. Así que esperando un hueco en la fila para poder arrancar de nuevo, logro incorporarme a la subida y sigo con el mismo sistema para recuperar posiciones, pero esta vez sin pasar por las piedras sueltas aunque sí por lo sucio y también aprovechando las zonas de hormigón que ahí no se patina jejeje. Terminando con la subida en el último tramo que era más o menos practicable por todas partes doy otro “arreón” y termino por fin la parte de subida.

Comienza la bajada y ya empiezo a echar el culo atrás y a soltar frenos ya que los caminos tenían buena pinta, el terreno se asemejaba mucho a nuestra zona. Raudo y veloz paso por el primer avituallamiento en donde no hago ninguna parada pues mis recursos hídricos estaban casi intactos todavía. Continúo mi camino, eso sí, dando las gracias al personal del avituallamiento por el ofrecimiento. Sigo con el descenso de los caminos que bordean la sierra, dando trastazos a lomos de mi Megamo Natural, apurando las frenadas y haciendo uso de mi pericia y habilidad como ciclista de montaña.

Sigo rodando por la marcha BTT de Crevillente, subiendo y bajando, frenando y acelerando, disfrutando y sufriendo. Lo típico de este bonito deporte, de repente la cosa se estrecha y me encuentro con una bonita senda que casualmente estaba repleta de fotógrafos, así que mi subconsciente me dice: “ponte en posición pro y fotos de postureo que en alguna saldrás bien”. Empiezo a bajar la senda, muy bonita por cierto, de las que a mí me gustan, quitando algún escalón importante (ya sabéis que los escalones y yo no nos llevamos bien), pero al ir en modo pro los escalones los paso sin dificultad, excepto uno donde clavo demasiado la rueda delantera y lo bajo prácticamente haciendo un invertido (espero que se vea en alguna foto). Finalmente sin más problemas que el pensar en mi interior: “no te caigas que haces el ridículo”.

Finalizada la senda con satisfacción, alegría y júbilo paso al camino en donde, gracias al subidón,  sigo en mi escalada posicional y continúo mi marcha dando cuenta de mi excepcional condición física y de las maravillas de la Megamo Natural.

LLego a la zona de rambla o zona más técnica donde me precedían un par de ciclistas bastante habilidosos que saltaban cruzando la bici en el aire y sorteando con gracilidad las zonas complicadas, lo que me hizo dar algún salto también (sin cruzar la bici claro, que yo a eso aún no llego), en donde casi me salgo de la trazada en uno de aquellos saltos, aunque finalmente sin problemas. Así que prosigo con la marcha disfrutando como los niños chicos por aquella zona de piedras, escalones, tierra suelta etc. etc., prácticamente como si estuviese en un día por el “coto”.

En el transcurso de la marcha llego al segundo avituallamiento en donde sin parar tomo un vaso de aquarius que portaba en la mano una chica bien parecida. Aunque en este caso no me dio tiempo a desplegar mis encantos debido a que la gran velocidad a la que circulaba me lo impedía. Sí que si tuve la oprtunidad de agradecer el gesto de ofrecerme la bebida, al igual que otros tantos colaboradores también me ofrecían víveres.

Nota aclaratoria: lo descrito en el siguiente párrafo no recuerdo si es antes o después de la zona técnica, así que ustedes colóquenlo donde proceda que yo estoy obtuso aún y no lo recuerdo jejeje.

Salgo de la zona técnica más feliz que una perdiz y vuelvo a los  caminos de subir y bajar y en una bajada de repente visualizo, justo en frente, una pequeña pero empinada subida, justo después de cruzar una pequeña carretera, la cual cruzo casi al salto (o así me pareció a mí) y afronto la subida con todo el hierro metido de un tirón y sin titubear, pasando practicamente por fuera del camino y superando a un buen número de ciclistas. Esto lo he contado porque ha sido una experiencia bonita, me he visto con fuerzas y ánimos en ese instante y me he venido arriba jajajaja.

Sigo mi camino, inmerso en mi felicidad, pedaleando sin cesar, viendo los pájaros volar la la la,  sigo por los bonitos caminos y senderos del recorrido, haciendo la escalada posicional que me caracteriza y paso por el tercer avituallamiento, en el cual tampoco paro pero sí me fijo en si había alguien con bebida en la parte izquierda y así fue. Un niño portaba un vaso de agua que tomé de su mano a gran velocidad, vaciándose gran cantidad de ella en el momento de la transferencia y espero que no haya mojado al niño o en el caso de haberlo hecho quiero pedir perdón públicamente desde aquí por las molestias ocasionadas.

El final de la marcha se iba haciendo cada vez más inminente, así que con el arreón queMarcha BTT Crevillente me queda por dar, en los últimos kilómetros, llego a las zonas de caminos anchos y carretera. En una bajada en la que había bastante gravilla suelta veo como el muchacho que me precedía, al frenar para tomar la curva, casi hace un recto ya que se le descontroló la bici. A mí me pasó lo mismo pero con el agravante de verme encima del muchacho jejeje. Debido a que somos personas talentosas en el arte de la conducción ciclista todo quedó en la anécdota de vernos apretados, la cual fuimos comentando durante unos metros.

Avanzo por la zona asfaltada hasta incorporarme al último tramo de camino, en donde realizo otra bajada que desembocaba  debajo de un puente que estaba bastante oscuro, donde tuve que volver a hacer uso de mi destreza y pericia pues había un escalón que sorteé satisfactoriamente. Justo al salir del túnel me encuentro una zona con arenisca de esa en donde se clava la bici y casi pierdo el control, aunque eso no hubiese sido lo peor, lo que me preocupaba es que justo allí había un fotógrafo que habrá inmortalizado el momento y seguramente no he salido muy bien, pero bueno le puse la excusa de: “es que la arena no es lo mío” y continué mi camino, hasta llegar a la ansiada línea de meta, donde finalicé mi marcha BTT de Crevillente y kronxito inmortalizó el momento, móvil en mano.

Terminé esta bonita, entretenida y divertida marcha con estas marcas:

  • Tiempo: 2h 26´31″.
  • Posicion general: 262.
  • Posicion categoria: 57 Master 30.
  • Velocidad: 18.

Me dirigí a la zona de avituallamiento, donde tomé un par de refrigerios y posteriormente esperé a que llegaran el resto de comunitarios. Mientras tanto las típicas charlas y comentarios con los demás ciclistas participantes.

Con unos cuantos comunitarios en la meta nos disponemos a llevar las bicis a los coches mientras llegaba el resto, en ese momento vemos a nuestro amigo y comunitario Cristóbal y a Mari Mari, con los que charlamos y nos hacemos una foto justo antes de ir a los coches. Metemos las bicis y nos cambiamos de ropa o ponemos algo encima, eso ya a gusto de cada cual y volvemos a la línea de meta a esperar al resto de comunitarios.

Cuando todos los comunitarios finalizamos la marcha BTT, ya con todos guapos y arreglados, nos vamos a la zona de catering donde tomamos varios refrigerios y víveres que por allí había. Charlamos con amigos, nos hacemos unas fotos y así ponemos fin a nuestra estancia en la marcha, no sin antes hacer la grabación de las impresiones de la marcha para finalmente poner rumbo a casa.

Esto ha sido todo o por lo menos de lo que me he acordado. Con eso de ir concentrado luego me cuesta recordar las cosas jejeje, así que atentamente reciban un cordial saludo de su comunitario y amigo Paquito206.

El resto de la información de la marcha BTT, fotos, track GPS y vídeos podéis verlos en este enlace: