Hola amigos comunitari@s, lectores y suscriptores. Esta semana pasada mi fisioterapeuta Alberto (al que quiero mucho y es un profesional increíble) me comunicó que ya podía empezar a rodar con la bicicleta. Y cuando dijo “EMPEZAR”, esta palabra llevaba implícita las siguientes directrices:

  • Nada de bicicleta de montaña.
  • Nada de subir cuestas.
  • Nada de hacer una ruta larga en espacio o tiempo.
  • No forzar.

¿Qué quiere decir esto? pues que me hallo en el cuarto mes desde que me operaron y aún no se puede forzar la maquinaria.

Por eso el día 11 de debrero del 2017, a eso de las 16.00 decido salir con la bici de carretera para hacer la siguiente ruta “Molina De Segura – Ribera de Molina – Contraparada – Orilla del Río – Puente Manterola y vuelta por el mismo sitio”.

Fue un día extraño, porque desde que me dio luz verde mi fisioterapeuta, tenía claro que el sábado 11 de Febrero del 2017 iba a salir pero sólo sí lucía algún rayo de sol. Entre las lesiones, las recuperaciones y otros menesteres, creo que sin exagerar llevaría 3 años o más sin saber lo que era salir en invierno con la bici.

Ese día me levanté a eso de las 9.00 de la mañana, miré por la ventana de mi habitación, no vi rayo de sol ninguno y me acosté :yahoo: . Fue transcurriendo el día y a eso de las 16.30 de la tarde vislumbré unos rayitos tímidos de sol, desde la ventana de mi habitación de ocio. Estos fueron suficientes para que mi cuerpo cogiera fuerzas para emprender la primera ruta en bici tras mi parón por lesión.

Una vez tomada la decisión de volver a rodar en bicicleta, me dispuse a preparar la ropa y demás menesteres… continuará…

De vuestro comunitario Secretario Kronxito.