Todos los ciclistas pinchamos y el que no ha pinchado, tarde o temprano, pinchará, es cuestión de tiempo. Es una avería típica del ciclista y si eres ciclista de montaña, más habitualmente picharás que el ciclista de carretera. Por lógica dado que en la montaña suele haber peores superficies con piedras, saltos, maderas de la vegetación, cosas punzantes, etc.

Existen varias posibilidades de montar las ruedas de bicicleta de montaña, la tradicional es con cubierta y recámara o cámara y otra opción es con cubierta especial tubeless y llanta preparada para este tipo de cubiertas, sin recámara. En esta modalidad no se usa recámara, solo cubierta, y se impregna la llanta por dentro de la cubierta con un líquido especial sellante. En el caso de este artículo hablaremos de reparar pinchazos en la modalidad de cubierta y recámara o cámara. Dejaremos para otro artículo la reparación de un pinchazo en ruedas con tubeless (sin cámara).

Existen varias posibilidades para reparar un pinchazo en una rueda con cubierta y cámara. A continuación las explicaremos de forma resumida y os dejaremos unos cuantos vídeos donde lo explicamos detalladamente.

Método 1: reparar pinchazo de rueda de bicicleta de montaña con cámara mediante cambio de cámara

Para reparar un pinchazo en rueda de bicicleta con cámara, en primer lugar deberemos retirar la rueda de la bicicleta, tanto si el pinchazo es en la rueda delantera como en la trasera. Aflojaremos las palomentas de sujeción de la rueda o quitaremos el eje pasante (según el formato de sujeción que lleve nuestra bicicleta). Quitaremos la rueda, si es la delantera será sencillo, si lleva frenos V-Brake (zapata) tal vez tengamos que retirar el cable de sujeción superior. Si es la rueda trasera retiraremos con cuidado la rueda del desviador y de la cadena.

El siguiente paso será quitar todo el aire a la cámara (si es que le queda) y posteriormente destalonar o quitar la cubierta. Para quitar la cubierta necesitaremos unos desmontables, que son unas herramientas sencillas de plástico que intrudciremos entre la cubierta y la llanta para ir sacando la cubierta, siempre con precaución de no “morder” la recámara para no dañarla más de lo que ya pueda estar con el pinchazo.

Una vez destalonada la cubierta, que será suficiente con quitarla solo de una parte, no entera, aflojaremos la tuerca de sujeción de la válvula a la llanta y retiraremos la recámara o cámara de la rueda. A continuación seguiremos un paso muy importante, consistente en o bien averigüar qué zona de la cámara ha sufrido el pinchazo o bien pasar la mano, con mucho cuidado, sobre la parte interna de la cubierta para asegurarnos de que el objeto punzante que ha pinchado la cámara no siga clavado en la cubierta. De ser así hay que retirarlo, de lo contrario podríamos volver a pinchar. Así pues o bien le damos aire a la cámara pinchada y tratamos de localizar la zona del pinchazo, para luego ver dónde se corresponde en la cubierta o bien pasamos la mano y le echamos también un vistazo a la cubierta por fuera, siempre asegurándonos de que el posible objeto que la pinchó no sigue en la cubierta.

Ahora cogeremos una cámara nueva (o una reparada con parches), le daremos un poco de aire con nuestra bomba y la colocaremos entre la cubierta y la llanta, insertando la válvula en su orificio correspondiente y colocando la tuerca (no muy apretada), para que la válvula no se salga. Si le damos un poco de aire a la cámara nueva antes de introducirla nos será más fácil su manejo e inserción.

Tras colocar correctamente la cámara pasaremos a ir talonando la cubierta, poco a poco y con cuidado de no pillar la cámara para no romperla, cuando lleguemos a la parte final de la talonación posiblemente tengamos que usar nuevamente el desmontable para insertar la parte final de la cubierta, que suele necesitar ejercer bastante presión para su talonamiento completo.

Una vez talonada la cubierta ya solo nos quedará darle aire a la cámara con nuestra bomba, poco a poco, comprobando que la cubierta vaya talonando de forma homgénea, con igual posición por toda la llanta.

Colocaremos la rueda en su soporte con su eje pasante o palomenta, en la bicicleta, la apretaremos convenientemente, comprobaremos que no hay rozamiento en los discos de freno o en las zapatas si son V-Brake y le daremos la presión de aire que necesitemos.

La cámara pinchada la guardaremos y no la tiraremos pues con un parche, normalmente, se podrá reparar. Así ahorraremos tanto el impacto medioambiental que supone tirar una cámara a la basura como en dinero, colocar un parche es mucho más barato que adquirir una nueva cámara.

A continuación mostramos algunos vídeos donde explicamos el proceso anterior para bicicletas tanto de frenos de zapata (V-Brake) como de disco.

Método 2: reparar pinchazo de rueda de bicicleta de montaña con cámara mediante el uso de parche

Otra opción, la más recomendable, es usar parches y disolución para reparar la cámara pinchada. El proceso es el mismo que el explicado anteriormente para retirar la rueda, quitar la cubierta y sacar la cámara. Lo único que variará es que en este caso no usaremos una cámara nueva, si no que repararemos la cámara pinchada. Para ello necesitaremos llevar en nuestra mochila o bolsa de herramientas en la bicicleta unos parches, una lima y disolución. En las tiendas especializadas se venden unos kit o cajitas con estos componentes: parches, disolución (una especie de “pegamento”) y una pequeña lija.

Buscaremos el pinchazo en la cámara pinchada, si no se ve a simple vista le daremos aire y la iremos pasando por el oido/cara hasta detectar la zona del pinchazo, lo marcaremos (con el dedo por ejemplo) y le quitaremos todo el aire. a continuación lijaremos un poco la zona del pinchazo, de esta forma mejoraremos la adherencia del parche. A continuación echaremos disolución por la zona del pinchazo y un poco más, hasta que quede con disolución la superficie que ocupará el parche.

Esperaremos unos minutos (dos o tres) para que la disolución “coja cuerpo” y colocaremos el parche encima. Haremos presión en una superficie ondulada (por ejemplo colando la cámara sobre la bomba de aire). Mantendremos persionado el parche sobre la disolución un par de minutos.

Tras esperar unos minutos iremos dando aire a la cámara y comprobando que el parche ha quedado correctamente colocado y que no pierde aire.

Seguiremos los mismos pasos que en el método anterior para colocar la cámara entre la cubierta y la llanta, colocar y talonar la cubierta y colocar la rueda.

La ventaja de usar este método es que nos ahorraremos un dinero dado que los parches son mucho más baratos que adquirir una nueva cámara. También ayudaremos a la conservación del medio ambiente evitando tener que tirar una cámara que puede repararse.

La desventaja de usar parches frente a cambiar la cámara es el tiempo, se tardará un poco más en reparar la cámara con parches que si la hubiésemos cambiado por una nueva. Pero siempre podemos en ruta cambiar la cámara por una reparada o nueva, recoger la pinchada y luego en nuestra casa, tranquilamente, reparar el pinchazo.

A continuación mostramos algunos vídeos sobre cómo reparar una cámara pinchada mediante parches y disolución.