Hola amigos de Comunidad Biker MTB, soy Paquito206 y os voy a relatar mi primera pájara, también llamada en Comunidad Biker MTB como “picotazo del pollo“. De esto hace ya algún tiempo, así del orden de unos seis o siete años y se que fue por el mes de junio.

Día 15 de Junio de 2008 los comunitarios Alonsojpd, Alino, JAF y Paquito206 se disponían a cumbrear las antenas de Carrascoy, decidimos ir con los coches hasta Librilla pues por, aquel entonces, afrontar esa subida desde Molina nos venía un poco grande. Eran sobre las 10 en punto de la mañana cuando estábamos en la calle principal de Librilla preparando nuestras bicis para salir hacia Carrascoy y eso es lo que hicimos, íbamos charlando tranquilamente en esa calurosa mañana, los cuatro fantásticos despreocupados, hacia esa cuesta fantástica que es la subida a las antenas de Carrascoy.

Comenzó la subida y era todo paz, amor, alegría, júbilo y demás adjetivos bonitos, pero más o menos cuando llevábamos sobre los 14 o 15 kilómetros comenzó lo que fue el desenlace de aquel fatídico día. En plena subida y sobre las 11 de la mañana y una temperatura de unos 35 grados a la sombra, 56 al sol, yo Paquito206 el biker por excelencia, la gran promesa, el superman de la bici empecé a tener frío y sí, he dicho frío, a pesar de esas temperaturas infernales con las que  solo a unos temerarios como nosotros se les ocurriría ir a hacer semejante subida, empecé a tiritar. Unos sudores fríos caían por mi cara, calambres como espasmos epilépticos, agotamiento total y la condición física totalmente mermada hicieron que me bajara de la bici y buscase una sombra como si un Assasin’s Creed fuera. A todo esto también cabe destacar que las venas de mi cabeza se hincharon hasta el punto de tener que quitarme el casco a toda prisa, pues me presionaba como si de una abrazadera se tratara.

pajara paquito

Una vez medio recuperado y tras barajar las posibilidades de seguir subiendo o volver a Librilla, como es normal, escogimos la segunda y eso es lo que hicimos. Así es que con unos 30 kilómetros acabamos esa bonita ruta. Ese mismo día fue cuando me puse el reto de subir a Carrascoy, cosa que hice despúes sin ningún problema, por algo soy Paquito206 jajajaja.

Ahora voy con los antecedentes y motivos por los cuales me sobrevino la “pájara”, mordedura de cabra o el tío del mazo, pues en esta vida todo tiene su explicación. Los hechos son los siguientes.

La noche anterior al día X me encontraba en mi casa tranquilamente cuando mi primo Tirillas me llama y me dice la tipica frase de: “acho, ¿vamos a tomarnos algo o qué?” a lo que contesté lo mas típico aún de: “vale, pero una rápida y nos vamos”.

Jajajaja me parto, a quien quería yo engañar si de sobra es sabido que eso de una rápida y nos vamos es mentira, pues efectivamente se me hicieron las 4:30 de la madrugada, en un estado de embriaguez severo, a esto le añadimos que soy un animal de costumbres y mi hora de levantarme, por aquel entonces, era las 7 más o menos, hace que el resultado sea unas 2’5 horas de sueño, de las cuales 1 pasé intentando parar los objetos que daban vueltas en mi cabeza.

Dicho esto solo me queda por añadir y recomendar, plagiando a la DGT “si bebes no conduzcas”. No se puede ir uno a subir a Carrascoy medio borracho y con una temperatura de 40 grados, eso no, hay que ir bien, bien descansado, sin toxinas y despejado.

Aquí os dejo los enlaces del antiguo foro para que leáis la preparación de esa ruta y lo que aconteció después:

De vuestro comunitario Paquito206.