Es esa botella que todo Lastre debe de llevar en sus inicios con agua y azúcar, bebidas isotónicas, red Bull o gas oíl. Es la bebida que cuando te empieza a dar el sudor frío y la agitas para tomar, tu amigo hará el chiste fácil de “Ya estamos con la poción mágica” y tú piensas, o esto o no llego ni a nivel lastre.