Dícese del ciclista que ha tenido una caída y sus compañeros se lo recuerdan, sobre todo cada vez que pasan por la zona.

– ¿Por aquí estuviste viendo unos terrenos?

– ¿No?

Y también:

-Aquí fue donde compraste una parcela.

Señalándote el sitio en cuestión donde te caíste.