Hola amigos de Comunidad Biker MTB, soy el comunitario Paquito206 y os voy a relatar lo acontecido sobre la marcha BTT de Pinoso. El domingo 12 de Junio de 2016, como cada fin de semana, una nueva marcha MTB BTT nos espera, esta vez sería en la localidad alicantina de Pinoso. Por fin una cerca de casa jajaja. Esta vez tomaríamos parte los comunitarios Alonso, Luis, Juanfran, Patricia Carmona, Jose Matías y un servidor, acompañados por supuesto de nuestro querido Kronxito. Los preparativos son los de siempre por lo que me los voy a ahorrar. Llegamos a Pinoso sobre las 8 y tras aparcar los coches nos dirigimos a Paquito206 en marcha BTT de Pinosorecoger los dorsales y la bolsa de corredor, para volver a descargar y preparar las bicis. Una vez todo listo nos dirigimos hacia la zona de salida donde damos algunas vueltas para calentar y vamos charlando con amigos que iban a participar en la marcha, nos colocamos en la salida y procedemos a hacer la foto de salida.

Suena el disparo de salida empieza la marcha BTT de Pinoso, como de costumbre partiendo desde las últimas posiciones. Salimos desde el polideportivo hacia el centro de Pinoso para tomar dirección a la carretera de Jumilla, luego cogeríamos dirección hacia El Rodriguillo, por una zona llana de carreteras y pistas anchas durante unos 12 km, lo que hizo que la marcha se estirase y que yo, a pesar de que lo llano no es mi fuerte, remontara unas cuantas posiciones. De repente y como si de un varazo en las costillas se tratara, pasamos de rodar de una velocidad de más de 30 km/h a toparnos con una subida conocida como la de “La Muerte” en donde la velocidad se redujo bastante jajaja. Se trata de 3 kilómetros muy empinados, que superé sin mayor problema siguiendo con mi remontada gracias a la Potencia Paquito206.

Tras la subida tocaba bajar, por unos 2 kilómetros de senda de descenso bastante técnica al tener muchas piedras y polvo. Por aquí no bajé todo lo rápido que podía pues el ver a tres o cuatro compañeros pinchados y unas cuantas bombas y bidones en medio de las sendas, además de algunas piedras afiladas, me dije: “Paco, perro que no conozcas no le toques el rabo”. La verdad es que no tenía muchas ganas de pinchar. Terminado el descenso tocaba un nuevo tramo de camino y carretera con algo de subida.

Ahora tenía otro tramo de sendero de los que me gustan a mí. Aunque contaba con unas piedras afiladas decidí acariciar el perro jejeje. Fui rodando bastante rápido, alternando caminos y senderos para llegar a Las Encebras (creo). Por allí bajé por un sendero pedregoso pero muy divertido y técnico. Al final del sendero, ya entrando al pueblo, había un pequeño badén o resalto donde los ciclistas periciosos se permitían el lujo de dar algún salto. Debido a la velocidad y al giro que había que hacer hacia la derecha, casi me subo encima del público y miembros de la organización jajaja (básicamente hice un recto). Proseguí mi camino raudo y velóz adentrándome en los senderos que discurrían por los parajes de secano propios de la zona,  hasta llegar a Las Casas del Señor, donde estaba el primer avituallamiento. Paré a tomar un trozo de sandía y un vaso de bebida isotónica. He de decir que además del avituallamiento también había un gran despliegue de voluntarios ofreciendo bebida a aquellos que deciden no parar y beber sobre la marcha.

Continuando con la marcha MTB de Pinoso me adentro en un nuevo tramo de senderos donde seguí disfrutando debido a su sinuosidad y trazado, para llegar de nuevo a Las Encebras, donde otro despliegue de voluntarios ofrecían bebida, además de dar los ánimos que tan bien vienen. Sigo por los caminos para llegar a la zona cronometrada que discurría paralela a una zona de pinos y barrancos, con unas sendas de sube y baja estrechas que permitían rodar a gran velocidad. Hay que agradecer el gran despliegue fotográfico que había, no solo en esta zona sino en todo el recorrido. Una vez terminada la zona cronometrada, que hice en un tiempo de 7´39″, salimos a la carretera que nos llevaría de nuevo a Pinoso, donde acabaría esta bonita y entretenida marcha.

Finalmente crucé la línea de meta en un tiempo de 1h 55´46″, quedando en la posición 140 de la general y 35 de mi categoría. Con buenas impresiones y bastante contento con el resultado obtenido.

Ahora tocaba esperar al resto de comunitarios, sin embargo pasados unos minutos veía que Luis no llegaba, cosa que me resultaba extraña pues normalmente siempre acabamos muy cerca el uno del otro. De repente, mientras estiraba, a lo lejos oigo una voz, se trataba de la hija de Luis diciéndome que estaba en la ambulancia. Por desgracia sufrió una caída que en un  principio parecía grave pero afortunadamente solo quedó en un poco de chapa y pintura, por lo que no pudo acabar la marcha.

Fueron llegando el resto de comunitarios. Una vez reunidos y tras compartir las anécdotas nos dirigimos a los coches a meter las bicis y coger las pulseras para el catering, en donde entramos a tomar un refrigério y charlar con los demás ciclistas entre ellos nuestros amigos Los Diablos. Tras hacernos unas fotos nos despedimos y pasamos a grabar las impresiones de la marcha y partir hacia la sede en donde comimos en Comunidad.

Tengo que destacar sobre los aspectos de la marcha el gran trabajo realizado por la organización tanto en el aspecto de marcaje y señalización, elaboración del recorrido, apoyo  aportado en forma de ánimos y demás. En este último punto he de hacer incapié, la gran cantidad de chicas guapas que formaban el despliegue de la organización, a mí personalmente, me da aún mas ánimos, como bien sabéis soy el Don Juan de las marchas.

Así que amigos al año que viene intentaremos estar aquí  nuevamente y eso es todo por hoy.

Un saludo del comuniario Paquito206.