Iniciamos una nueva mañana de domingo día 6 de marzo del año 2016 y, como ya viene siendo tradición, una nueva marcha MTB, en este caso en Crevillente. Así que, como siempre, iniciamos esta aventura los comunitarios de Comunidad Biker MTB Alonsojpd, Paquito206, Patricia Carmona, Luis, Juan Francisco, Juan Antonio, Guillermo de Ciclopasión y Clemente. También nos encontramos luego a nuestro amigo y comunitario Cristóbal Valero del Club Ciclista Los Simao y a nuestra comunitaria Mari Mari.

Realizamos las tareas habituales de logística para las marchas, dos furgonetas, la del padre de Paquito206 y la del padre de Clemente y nos dirigimos hacia Crevillente. Hacemos los preparativos habituales ya en Crevillente. Saludamos a Patricia que ya estaba por allí y nos disponemos a ir hacia la salida. Allí me doy cuenta de que me he dejado olvidada la cámara GoPro y sin ella no salgo. Llamo a nuestro comunitario Kronxito, que también nos acompaña aunque no participa por lesión, me deja las llaves de la furgoneta, cojo la cámara y me dirijo a la salida. A unos 600 metros oigo el disparo de salida y la carrera se inicia sin mí. Hago un sprint y consigo llegar a los últimos participantes en salir, que eran nuestros comunitarios.

La climatología de la zona de Crevillente era buena, no hacía mucho frío, algo de viento, pero en la montaña apenas se notó. Acabé, por miedo al frío, poniéndome la chaqueta, que luego me sobró en la subida al Catí.

Empezamos la macha MTB de Crevillente, por el pueblo, con alguna pequeña subida, hasta que vamos saliendo y nos vamos encontrando con rampas duras de asfalto, dirección hacia la sierra de Catí. Por allí, con unos 900 participantes y saliendo los últimos ya nos vamos encontrando algún que otro embotellamiento, que vamos sorteando como podemos.

Empieza la dura y larga subida al Catí, con rampas muy duras y aunque es una pista forestal, por el paso de senderistas y ciclistas solo ha quedado un sendero limpio sin gravilla, por lo que la cola allí era larga, muy larga y no había manera de adelantar. Así pues tocó ir tranquilamente disfrutando de este bonito ascenso MTB, de unos 6km.

Coronamos en lo más alto del Catí y empezamos un descenso bonito por sendero, bastante largo, de unos 3km, no muy técnica y empezamos a realizar pequeñas subidas y bajadas, disfrutando de la sierra y del ciclismo de montaña.

Los comunitarios vamos cogiendo cada uno su posición natural, en función de sus cualidades físicas, psíquicas y su técnica y experiencia en carrera. Por un lado Clemente y Patricia, por el otro Juan Francisco, por otro lado Alonsojpd y Juan Antonio y por el otro Guillermo, Luis y Paquito206. Vamos rodando por zona rompepiernas, con subidas y bajadas, no muy largas, hasta llegar a una rambla muy bonita, con sendero de piedras, algo técnica.

Seguimos nuestra marcha MTB, con algunos tapones en mi caso, viendo algunos compañeros ciclistas caídos y atendidos por la organización, al menos tres caídas, en algunas tenemos que bajarnos de la bici por orden de la organización. Seguimos nuestro camino, en mi caso “a ciegas”, sin saber los kilómetros que llevaba pues mi cuentakilómetros se movió y se bajó en el manillar, además de que al salir lo reseteé por error y no marcaba bien los kilómetros.

Llegando ya a la parte final de la carrera pude acelerar un poco el ritmo dado que ya no había embotellamientos. Juan Antonio seguía más o menos a mi ritmo e íbamos adelantándonos mútuamente. Al final llegamos a meta con buenas sensaciones.

Una bonita marcha MTB, un poco dura, pero menos que la de Fuente Álamo (para mi gusto), dado que prefiero subidas largas y luego bajadas que el típico rompepiernas. En el caso de la de Crevillente una subida larga y luego más o menos casi todo llaneo o bajada. En el caso de Fuente Álamo, además de subidas y bajadas contínuas y largas, las sendas eran más técnicas, por lo que se me hizo más dura, también el viento que allí corría. Aún así ambas marchas son muy bonitas y dignas de repetir.

Nuestro comunitario Cristóbal Valero y Mari Mari estuvieron luego con nosotros en la comida, que por cierto fue bastante buena, incluso con hamburguesas. Allí nos echamos unas risas y unas fotos, comentando los permenores de la carrera y alguna que otra cosa más.

La organización bastante bien, todo bien señalizado salvo unos pequeños puntos en la parte final de la carrera, la comida muy bien con empanadillas, sandwiches, hamburguesas, bebida, dulces, canapés, etc. y una camiseta de regalo.

No puedo despedir esta crónica sin hacer una mención especial a nuestra comunitaria Patricia Carmona, un ejemplo a seguir, bailando la danza del vientre en el avituallamiento de la VII Marcha Sierra de Crevillente. Porque no todo en el ciclismo es es sufrir, porque no todo es ir con la cabeza agachada a escalar posiciones en una marcha no competitiva. Nuestra comunitaria, que se toma las cosas con buen humor, nos deleita con este bonito baile en plena marcha ¡Patricia te queremos! ¡no cambies nunca! Sin duda nos has regalado el mejor momento de la VII Marcha MTB BTT Sierra de Crevillente 2016 VIII Circuito BTT Alicante:

Y aquí el vídeo de las impresiones de la marcha MTB de todos los comunitarios participantes: