Hola amigos de Comunidad Biker, amantes del deporte, la diversión, la naturaleza, los animales y la vida en general. A todos vosotros va dirigida y dedicada esta crónica, que gustoso os escribo. Todo empieza una tarde de miércoles día 19 de octubre de 2016, cuando los comunitarios Alonsojpd, Paquito206 y Luis decidimos aventurarnos por los montes de nuestra querida Región de Murcia, incluso con una fina lluvia inicial que nos hizo dudar pero que, finalmente, no mermó nuestras ganas de rodar.

Iniciamos la ruta por la tarde, a eso de las 17:09. Nos desplazamos andando hacia nuestro taller de confianza Ciclopasión, a recoger mi bici que estaba reparada del famoso ruido que llevaba haciendo las últimas semanas. Parece que el comunitario Guillermo dio con el problema, el eje de la rueda trasera, que me lo tuvo que hacer un tornero adaptado tras romperse el original y cuando no va bien engrasado hace algo de ruido. Recogimos la bici y salimos desde el taller, mientras unas finas gotas nos iban acariciando y dejando los caminos húmedos.

Fuimos por la Vía Verde hasta el Campus de Espinardo, dándole la tradicional vuelta y subiendo hacia Agridulce. Cruzamos esta urbanización mitad de Murcia y mitad de Molina de Segura y nos dirigimos hacia el Monte del Aire y la Polvorista, haciendo nuestra primera incursión en camino y senda de la tarde. Ascendimos la primera rampa dura hasta llegar a las sillas y mesas de descanso. Como es lógico, siempre que pasamos por allí, nos sentamos un rato a charlar sobre temas variopintos.

La suave lluvia no cesaba, así que continuamos la ruta subiendo un poco más hasta el otro descanso y el mirador. Descendimos por la senda del barranco de la carretera, una zona corta pero peligrosa, dado que es estrecha y a la izquierda tiene un precipicio de varias decenas de metros. La pasamos todos los comunitarios, eso sí, un poco asustados e impresionados.

Continuamos por senda, primero de ascenso y. pocos metros más adelante, de ascenso por una rampa técnica que va hacia el antiguo velódromo. Hay que afrontarla haciendo uso de toda la técnica de ascenso de la que seamos capaces. En el primer intento no conseguimos subirla, cosa que no me gustó nada, así que volví a intentarlo. Este tramo tiene cierta dificultad técnica, de primeras te encuentras con un badén que hay que superar amortiguando los brazos y haciendo un esfuerzo para pasarlo, esfuerzo que te puede penalizar para la siguiente fase, una zona con cierta inclinación y un poco sucia con piedras, así que culo a la punta del sillín, pecho hacia el manillar y pedaleo suave para no derrapar, en mi caso, por supuesto, sin calas, usando la plataforma, me da mayor seguridad.

Desde allí cruzamos la carretera y nos sorprendimos al ver el antiguo velódromo limpio de escombro, basura y vegetación. No lo dudamos y fuimos a echarle un vistazo. Está limpio y, desde aquí, agradecemos a los que lo hayan hecho. Aprovechamos para darle unas vueltas y probarlo, aún le falta algo más de limpieza pero está estupendo. También vimos unos grafiti realizados en las paredes del velódromo, que daban pie a hacernos algunas fotos “curiosas”, que podéis ver en el álbum.

Rodamos ahora por carretera para ir nuevamente hacia los montes de Agridulce. Nos encontramos con la subida donde Paquito206 hace unos días hizo siete intentos infructuosos. Hoy, a la primera, consiguió subirla del tirón. Como siempre decimos “hay días y días”. Dado que estábamos relajados, con ambiente distendido y pocos comunitarios, no lo dudamos y nos pusimos a hacer algunos intentos de ascenso en la siguiente rampa, muy técnica e inclinada. Casi conseguimos subirla, cada vez nos quedamos más cerca. El comunitario Luis hizo alarde de su técnica y saltó por encima de la GoPro (podréis verlo en el vídeo de la ruta). Hicimos unas grabaciones y continuamos rodando.

Nos dirigimos hacia los montes de la Ribera o el Cabezo Blanco volviendo nuevamente a la Vía Verde, girando a la derecha y afrontando una nueva rampa de ascenso técnico. Luego un poco de descenso, llaneo y la bajada del camino del Gas. Por allí la lluvia empezó a arreciar, nos caían gotas de agua desde el casco a la cabeza y la cara, así que decidimos ir dando por finalizada la ruta.

Fuimos hasta la Contraparada o Azud Mayor del río Segura, le dimos la tradicional vuelta y regresamos a Molina de Segura por la Ribera de Molina y la Vía Verde, ya de noche. Justo al salir de la orilla del río nos cruzamos con un compañero ciclista, lo saludamos y Luis se percató de que era el comunitario Óscar. Le dio un pequeño grito y paró a hablar con nosotros. Estaba preparándose para la marcha de la Integral de la Cabra del próximo domingo. Charlamos unos minutos, nos despedimos y continuamos la ruta.

Una ruta corta, de las que hacía tiempo que no realizábamos, de unos 32 km, en unas dos horas y media. De diversión, entrenamiento de la técnica y disfrute de la compañía de los comunitarios. La verdad es que llevábamos una racha de hacer rutas de no menos de 80km y 2.000 metros de desnivel, ya iba tocando una tranquila, corta, suave y relajada.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB: