Buenas noches amigos comunitarios, amantes del ciclismo, del deporte, de los animales y de la naturaleza. Hoy martes día 8 de noviembre de 2016 nos llevamos un buen susto meteorológico: frío. De la noche a la mañana, sin previo aviso, pasamos de 20 grados a 6 y de oscurecer a las 9 de la noche a oscurecer a las 6 de la tarde. El ser humano necesita un período de adaptación a los cambios y ayer los hubo bruscos, de temperatura y de iluminación. Nos pillaron por sorpresa y realizamos una ruta de ciclismo de montaña un tanto atípica.

Luchando contra la pereza inicial que da salir a rodar en bicicleta con frío, salimos los comunitarios Alonsojpd, Paquito206 y Luis. Nos dirigimos hacia los montes de la Ribera. Pasamos previamente por nuestro taller de confianza Ciclopasión a saludar al comunitario Guillermo y a esperar al comunitario Miguel que nos dijo que tal vez podría incorporarse a la ruta. Finalmente no pudo así que salimos del taller por la Vía Verde.

El frío nos atenazaba pero en Murcia hay que luchar contra las inclemencias meteorológicas, tenemos la “suerte” de que no llueve casi, pero en verano hace mucha calor y en invierno mucho frío (para nosotros que no estamos acostumbrados). Así que durante varios meses del año tenemos que pelear contra la pereza, nuestro mayor enemigo.

Llegamos al Campus de Espinardo y subimos al Monte del Aire, a ver el cartel del antiguo Velódromo abandonado, por curiosidad, pues en el Ayuntamiento nos dijeron que era falso. Parece ser que una supuesta organización de estudiantes universitarios quiere limpiarlo (o lo ha limpiado ya) para usarlo para supuestos eventos músico-culturales, vamos lo que viene siendo para supuestas fiestas. Desde el Ayuntamiento nos dijeron que todo eso es falso, así que nos acercamos a echar un vistazo. La verdad es que es curioso y una pena que un velódromo se vaya a usar, supuestamente, para las fiestas universitarias no oficiales, dado que para las oficiales la Universidad cuenta con un recinto habilitado para tal efecto. En vez de pensar en el deporte supuestamente pensamos en las supuestas fiestas.

Continuamos nuestra ruta de ciclismo de montaña por la carretera de la Ribera, giramos a la izquierda y luego a la derecha saliendo de la carretera y llegando a la rambla. Notamos que abajo estábamos resguardados del viento y del frío, como decimos en Murcia “al rejel”, así que paramos unos minutos a merendar. Aprovechamos la calma del viento y del frío en esta zona para grabar un vídeo con los saludos a los comunitarios de todo el mundo que teníamos pendientes.

Proseguimos con nuestra salida de MTB, subiendo y dejando el lecho de la rambla para ir hacia la Vía Verde nuevamente. Desde allí, ya de noche, giramos a la derecha para subir al Cabezo Blanco o Montes de la Ribera. Subimos un poco hasta la parte más alta y tomamos el descenso por el Camino del Gas. El frío volvió a invadir nuestros cuerpos, penetrando hasta por el último de nuestros recovecos. Pero el amor que sentimos por este deporte siempre es más fuerte que la pereza, ese gran enemigo del ser humano.

En mitad de la bajada giramos a la derecha para ir hacia las sendas del circuito de la Ribera de Molina. Esta de noche y solo tomamos un par de ellas hasta llegar a la carretera. Desde allí fuimos a la Contraparada o Azud Mayor del río Segura. Charlando como siempre en conversación amena y entretenida, que nos hacía olvidarnos del frío por momentos.

Le dimos la tradicional vuelta a la Contraparada y salimos a la derecha por la orilla del río Segura. Justo al cruzar el puente de madera el comunitario Luis anunció que la rueda trasera de su bicicleta estaba pinchada. En teoría lleva las cubiertas tubelizadas pero parece que el líquido sellante no quería actuar. Al final el comunitario Luis tuvo que arreglar el pinchazo poniendo una cámara. Al destalonar y quitar la cubierta vimos que ya no existía líquido sellante, estaba totalmente evaporado. Aprovechamos la ocasión para grabar el vídeo de la cruda realidad del ciclista de montaña que lleva ruedas tubelizadas pero no ha repuesto el líquido.

Tras la reparación continuamos la ruta ya de regreso, dando la vuelta a la Contraparada y volviendo por la carretera de la Ribera de Molina y la Vía Verde. Desde allí nos dirigimos a Molina de Segura. Justo al entrar nos encontramos de frente al comunitario Manolo y al comunitario Alejandro que iniciaban su ruta nocturna.

  • Fotos de la ruta MTB: