Hola queridos amigos de esta nuestra y vuestra Comunidad, os relataremos lo sucedido en la ruta de ciclismo de montaña de hoy sábado día 9 de julio de 2016. Iniciamos esta rodada los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Kronxito, Luis, Félix y Matías. Salimos desde la sede de la Comunidad en Molina de Segura. Todos mentalizados de que la ruta sería un poco dura, tanto por el calor como por las exigencias del terreno.

Arrancamos a eso de las 08:03, con una mañana espléndida y fresca, pero claramente solo al principio, estamos en Murcia y el Sol murciano no perdona. Desde el minuto uno los comunitarios Félix y Paquito206 nos fueron amenizando la ruta, contando sus experiencias y anécdotas. Así fue como cruzamos Los Conejos, La Quinta, La Alcayna, El Romeral y llegamos a los Valientes para cruzarlo por el mismo sitio que ayer.

Entramos en el camino de tierra de La Piná de los Valientes, la Casa Carrillo y llegamos al Fenazar. Hoy, a diferencia de ayer, seguimos por el Camino de los Cordeles dirección La Hurona. Fuimos subiendo y subiendo, poco a poco y en un tramo nos acompañó el comunitario Canelo, un perrillo muy simpático y gracioso que era de unos señores y se vino con nosotros unos kilómetros. Nos tocó de cogerlo, cosa que costó un poco pues no se dejaba, el comunitario Félix tuvo que tirarse al suelo y juguetear con él para cogerlo. Al final lo bajaron y devolvieron a sus dueños.

Continuamos la ruta de ciclismo de montaña y seguimos ascendiendo por tierras de La Hurona. Desde allí cruzamos por la Senda de Los Cordeles en las faldas de la Sierra de Lúgar. Un sendero muy bonito, con alguna zona un poco técnica, pero ciclable en un 99%. Como siempre ocurre en la Comunidad, cada comunitario iba quedándose y poniendo pie a tierra en las zonas que peor se le dan, unos en bajadas, otros en subidas.

Llegamos ya sudando la gota gorda al mirador de Los Cordeles, con El Rellano de fondo y la Sierra de Lúgar de frente. Allí paramos a almorzar, a respirar y descansar y a echarnos unas fotos. El comunitario Kronxito y el comunitario Luis nos revelaron sus respectivas picaduras de pollo. A Kronxito se le veía bastante perjudicado, sudando a mares y exausto. Parece que la noche anterior durmió poco y la picadura de pollo del día anterior se le acumuló y le sumó. Incluso barajó la posibilidad de tirar para El Rellano y volver por carretera. Pero en la Comunidad intentamos que todos los comunitarios acaben la ruta, las retiradas siempre pesan psicológicamente. Así que el comunitario Kronxito hizo de tripas corazón y continuó, a sabiendas de que lo que vendría a continuación sería duro.

Cruzamos hacia la Hortichuela, por allí el camino va subiendo de forma suave. Nos detuvimos en la piscina natural de la Hortichuela, Félix nos la mostró pues no la conocíamos. Al ver que no nos podíamos bajar ya que le faltaba agua continuamos subiendo. Giramos a la izquierda y continuamos la subida suave hasta llegar al Túnel de Piedra o Túnel del Pánico. Por allí Félix hizo una pequeña exploración donde pinchó su bicicleta y el resto continuamos por camino.

Seguimos la ruta de investigación y preparación para la Marcha BTT de la Pila, subiendo nuevamente la senda de Nino Schurter, que ya habíamos subido esta semana con la comunitaria Patricia Carmona. El pollo seguía picando al comunitario Kronxito y cebándose con él. El sol empezaba a apretar un poco y el agua a calentarse, también los cuerpos. Fuimos subiendo como bien pudimos hasta llegar al camino que va al mojón de las cuatro caras y a La Garapacha. Allí nos encontramos al comunitario Félix intentando arreglar el pinchazo de su rueda trasera rápido para que no lo grabara en la cruda realidad del ciclista de montaña, pero no fue así, nos dio tiempo a grabarlo. De paso también grabamos la cara de Kronxito, al que se le iban tornando las orejas rojas por la picadura del pollo.

Seguimos subiendo, en este caso por el camino dirección el mojón de las cuatro caras. Unos 5km de camino con subida constante pero suave. Llegamos al mojón y continuamos por la pista forestal hasta llegar la fuente de Mina del Engarbo. Esta fuente fue, sin duda, la salvación de varios comunitarios, todos ellos exaustos y sin agua. Bebimos agua fresca y llenamos los bidones. De paso arreglamos también el pinchazo de la rueda trasera de Kronxito. Y aquí empezó una de la Comunidad que trataré de relatar a continuación.

Arreglo del pinchazo de la rueda del comunitario Kronxito

Pues sí, en la fuente de Mina del Engarbo, en la Sierra de la Pila, en una sombra de pino fresca, el comunitario Kronxito le dice al comunitario Paquito “arregla mi pinchazo que yo estoy mareado de la picadura del pollo”. El comunitario Paquito, obediente y buena persona, se dispone a arreglar el pinchazo. En un primer momento dudan seriamente de que la rueda esté pinchada, tanto el comunitario Paquito como el comunitario Félix, pues miran a Kronxito y les dicen que el que iba pinchado era él y no su rueda. Los convenzo para que quiten la rueda, dado que llevaba poco aire y sí parecía pinchada. Paquito la destalona y aprovechamos para ir grabando la operación para luego enseñarles el vídeo a las comunitarias Mari Mari, Consuelo y Cristina sobre cómo arreglar un pinchazo. Una vez quitada la cámara, ambos siguen erre que erre pensando que no está pinchada, así que le dan aire y la meten en la fuente para ver si salen burbujas. Efectivamente estaba pinchada.

Acto seguido sacan la cámara de repuesto del comunitario Kronxito, vemos que lleva un par de parches, Félix se dispone a darle aire pero la cámara no lo toma. La revisamos y llevaba una buena raja. Así que miramos a Paquito para que le preste su cámara de repuesto. Paquito va a su bolsa-matrioska y saca su cámara de repuesto. Félix empieza a imflarla y tampoco toma aire. La revisamos y vemos otra raja ¡¡¡tremendo!!! esto solo puede ocurrir en Comunidad Biker MTB.

Pero aquí no acaba la cosa, ahora vamos con los parches, teniendo en cuenta que el comunitario Félix, que también lleva bicicleta de 26 pulgadas, tampoco llevaba más cámaras pues había pinchado hacía un rato ¿qué nos quedaba? el plan B, los parches, arreglar alguna de las 4 cámaras pinchadas con parches. Pues ¡manos a la obra! Sacamos la caja de parches de Paquito, lijamos la cámara que menos pinchazo tenía, la de Kronxito, sacamos el tuvo de disolución, le apretamos y vemos que no tenía ni una gota, estaba perforado por su base y completamente vacío.

Ahora ya la cosa se ponía fea, pero fea de verdad, buscamos en mi bolsa-matrioska a ver si tenía mi caja de parches y disolución pero sin éxito, no había. Pensamos en ponerle una cámara de 29 pulgadas o algo. Al final decidimos ponerle un parche “en seco”, sin disolución, a la cámara pinchada de Kronxito y, puesto que iba perdiendo el aire poco a poco, con la esperanza de que aguantara aunque sea unos kilómetros.

Y así montamos la rueda, pinchada con un parche sin disolución, le dimos aire y continuamos la ruta.

Continuación de la ruta por la sierra de la Pila

Seguimos de regreso al cruce que sube a la Bola, al Pico de la Pila, lo cogimos y empezamos la dura ascensión hacia los Pozos de la Nieve. Un tramo de 1,5 km bastante duro, con rampas inclinadas. Por allí las fuerzas ya estaban complemente mermadas. Varios comunitarios ya llevaban la picadura del pollo en sus piernas.

Conseguimos llegar a lo más alto, a unos 1.060 metros sobre el nivel del mar en la Sierra de Lugar, en La Solana y por allí afrontamos el descenso. En un primer momento por un tramo conocido de La Solana, pero luego giramos a la derecha y Félix nos llevó a investigar una variante para la próxima Marcha BTT de la Pila. Un camino con zonas de senda, con unas vistas de la sierra espectaculares, con alguna que otra piedra y algunas partes técnicas, pero en general más llevadero que la otra alternativa.

Bajamos por allí y el comunitario Félix sufrió una pequeña caída, sin consecuencias, pues pudo tirarse hacia la zona de tierra suelta y mullida. Continuamos el descenso, con algún que otro pequeño susto de varios comunitarios que perdieron un poco el control de sus bicis.

Llegamos a La Garapacha y de allí descendimos por carretera hacia Las Casicas. Giramos a la derecha hacia el pino de la entrada a la sierra de Lúgar y allí paramos a darle aire a la rueda de Kronxito. Despedimos al comunitario Félix que partió para Fortuna, el resto hacia El Rellano.

Con las fuerzas justas llegamos al Rellano, allí nos avituallamos en casa de mis padres, donde estaban mis sobrinos David, Nicolás, Marta y José María y mi abuela Margarita, mi padre José y mi madre María. Nos ofrecieron bebida fresca, unas almendras, unas nueces, jamón y queso. Y, por supuesto, agua fresca.

Continuamos la ruta por carretera, saliendo del Rellano y cruzando La Hurona y El Fenazar. Volvimos a Molina de Segura por la Cañada Morcillo, por La Albarda.

Una ruta muy bonita, un poco dura, con unos 71km en unas 6 horas y unos 1.400 metros de desnivel acumulado. Una ruta que nos puso a prueba nuestro aguante, donde el comunitario Kronxito y el comunitario Luis superaron su picadura del pollo sin abandonar. Una ruta donde disfrutamos de la Sierra de la Pila y sus parajes. Una ruta donde hubo un poco de investigación y mucho de diversión. Y gracias a la grata compañía de los comunitarios que nos hizo más entretenida y llevadera esta ruta de ciclismo de montaña.

  • Fotos de la ruta MTB: