Hola amigos/as de Comunidad Biker, amantes de la naturaleza, del ser humano y de la vida en general, soy la comunitaria Patricia Carmona, encargada de relatar lo acontecido en la ruta de ciclismo de montaña MTB que hicimos el jueves día 6 de julio de 2017, por la mañana. Día laborable para algunos, para otros jornada de descanso, asistimos los comunitarios: Kronxito, Alino Pies Anchos, María, Mari Mari y yo. Sería una ruta rápida, sin muchas paradas, dado que por la tarde entraríamos a trabajar temprano. Esta ruta fue ideada por nuestra simpatiquísima Mari Mari, hacía mucho tiempo que no subía a la Navela y tenía ganas.

Quedamos sobre las 07:58 de la mañana, en la sede de la Comunidad, donde nos esperaban los comunitarios Kronxito, María y Alino Pies Anchos. Con nuestras bicicletas de montaña preparadas fuimos al encuentro de Mari Mari, nos saludamos pues hacía mucho tiempo que no nos veíamos y continuamos la ruta.

Rodamos dirección a la Navela por la Vía Verde, desde Molina de Segura y, enseguida, cogimos el río para ir por su orilla hasta Archena. Fuimos charlando de nuestras cosas, a un ritmo normal, tranquilo pero sin pausa. En mitad del recorrido, en la orilla del río Segura, hay cañas que sobresalen hacia el camino, me despisté un poco y me comí una de ellas, casi acabo en el suelo. La comunitaria Mari Mari que iba detrás de mí casi se cae también. Afortunadamente todo quedó en un sobresalto nada importante.

Pasamos por los bonitos pueblos de Ulea y Ojós, para coger la carretera que nos llevaría a la subida de la Sierra de la Navela. Hoy no tocaba bizcocho borracho así que continuamos subiendo por el Azud de Ojós, girando hacia la montaña por el túnel y empezando la subida de la sierra.

Cada comunitario fue cogiendo su ritmo natural, Kronxito empieza a tirar para arriba como alma que lleva el diablo y María no se queda corta y hace lo mismo, los pierdo de vista pronto. El resto, Alino Pies Anchos, Mari Mari y yo aguantamos un poco, la subida tiene unos tres o cuatro kilómetros y hay que dosificar si no nos puede picar el pollo.

El comunitario Alino Pies Anchos va aumentando el ritmo progresivamente y nos va dejando atrás. Me quedé con Mari Mari acompañándola, ella aún no está acostumbrada a las subidas, pero poco a poco está cogiendo fondo y la vi mucho más fuerte que la última vez, sobre todo de espíritu y de voluntad. Una mujer que no se rinde nunca, me encanta mi Mari Mari, esa es la actitud.

Paro para grabarla un poco con la GoPro, dejando el momento inmortalizado. Seguimos subiendo, veo bajar a Alino Pies Anchos en nuestra búsqueda, él subió hasta el mirador y bajó a nuestro encuentro, los demás comunitarios nos esperaban arriba.

Terminamos la subida y nos detenemos unos minutos en el mirador, desde donde hay unas vistas espectaculares del embalse de Blanca y el Valle de Ricote. Bebemos un poco de agua, le doy de mi agua fresquita a Mari Mari que no le quedaba, almorzamos cada cual lo que trajo, como dice el refrán:

Al campo irás y de lo que lleves comerás.

No me llevé nada de comida, olvidándome del refrán, un fallo por mi parte. Aún así los comunitarios me prestaban de la suya, hecho que siempre es de agradecer. Sin demorarnos mucho iniciamos el descenso. Es todo camino forestal, tanto la subida como la bajada, no hay sendas en esta zona, al menos que yo conozca. Bajamos por el camino forestal hacia el Puerto de la Losilla, hacia la carretera que nos llevaría al trasvase.

Antes de coger el trasvase paramos en la gasolinera del puerto para comprar agua y bebida isotónica. En este descanso me di cuenta de que nuestra comunitaria Mari Mari llevaba sólo un guante, intrigada le dije si se había dejado arriba el otro, me dijo que no, que ella sale sólo con un guante, me quedé sorprendida. Como es lógico y normal le pregunté por qué, me contestó que usa el guante para limpiarse la cara y la boca de sudor. Me eché a reír, pensaba que estaba de broma, pero no, no estaba de broma amigos de Comunidad Biker. Se quitó el guante y tenía una mano blanca y la otra morena del sol. :yahoo: :yahoo: . Nos reímos todos los presentes. Siempre digo que en esta Comunidad no hay nadie cuerdo, nuestra comunitaria encantadora Mari mari es única.

Regresamos de camino a casa por el trasvase, donde pasó algo insólito que nunca había visto en vivo y en directo. Iba hablando con el comunitario Kronxito tranquilamente y, de pronto, veo como sale de los arbustos algo hacia la carretera a toda velocidad y pasa por debajo de la rueda de la bicicleta de Kronxito. No sabía que era, sólo vi como una sombra moverse rápida. Me asusté, paramos y vimos que era un lagarto, que al pisarlo la rueda se separó en dos mitades. El comunitario Alino Pies Anchos lo examinó detenidamente, se le había desprendido la cola. El cuerpo estaba inmóvil y la cola se estaba moviendo, algo que no había visto nunca, cola moviéndose por un lado y lagarto inmóvil por el otro.

Luego nos explicó Alino Pies Anchos que es una estrategia del lagarto para cuando se siente atacado por un depredador, parece que suelta la cola y él queda inmóvil como si estuviera muerto. Es sorprendente como es la vida animal, qué habilidades adquieren para sobrevivir, al final se trata de eso, de supervivencia. Por supuesto no era nuestra intención molestarlo, así que lo protegimos en la medida de lo posible, Kronxito cogió un palo para apartarlo de la carretera y evitar que un coche lo atropelle. Estaba vivo gracias a Dios, lo pusimos a salvo, era precioso.

Seguimos rodando hacia Molina de Segura, comentando la adaptación de los animales al medio, cómo se desenvuelven para comer y sobrevivir a las amenazas, es muy curioso. Llegamos al pueblo y los comunitarios Kronxito, Alino Pies Anchos y María se fueron a comerse un dulce, Mari Mari y yo nos fuimos para nuestras casas a descansar y comer, puesto que trabajábamos por la tarde.

Una ruta agradable, divertida, en la mejor de las compañías, disfrutando de todo, de los comunitarios, del deporte, de la naturaleza y de los animales. Repetiremos más pronto que tarde.

De vuestra comunitaria Patricia Carmona.

  • Fotos de la ruta MTB: