Estimados comunitarios de todo el mundo, amantes de la naturaleza, del deporte y de la vida en general, hoy sábado día 10 de dicembre de 2016, como no podía ser de otra forma, salimos a tomar el fresco a los montes. Así que os relataré lo sucedido en la ruta de ciclismo de montaña (mountain bike) que hemos realizado los comunitarios de Comunidad Biker MTB Alonsojpd, Paquito206, Juan Caride, Clemente, Chon, Chonico, Juan Lastre, Sandra y Félix. Decidimos ir, por fin, hacia Carrascoy. Llevábamos más de 5 años sin subir y ya iba tocando.

Arrancamos temprano desde la sede de la Comunidad en Molina de Segura los comunitarios Alonso, Paquito206 y Sandra. Nos dirigimos hacia Alcantarilla al encuentro del resto de comunitarios. Rodamos con el fresco de la mañana por la Vía Verde y  Ribera de Molina, por carretera, para no llegar tarde a la cita. Una vez allí nos esperaba el comunitario Juan Caride, lo saludamos y esperamos al resto de comunitarios.

Una vez todos juntos, nos dirigimos sin más dilación hacia las temidas antenas de Carrascoy. Nos esperaba una subida de unos 10 km con unos 1.300 metros de desnivel acumulado. Así que, tranquilamente, circulamos charlando con los comunitarios y poniéndonos al día. Cruzamos por los pueblos de Molin de la Vereda, Venta de los Carrascos y El Cañarico.

Antes de iniciar el ascenso a Carrascoy nos encontramos con el comunitario Pablo que iba haciendo ruta de ciclismo de carretera. En el kilómetro 16 iniciamos la subida, la iniciamos con cierto miedo, dado que la última vez hacía unos 6 años y nos resultó una ruta muy dura. Al poco sufrimos un episodio de la cruda realidad del ciclista de montaña, con pinchazo de la rueda trasera de la bicicleta del comunitario Chonico. Paramos a arreglar la avería, entre risas y comentarios, reemprendemos la marcha.

Seguimos subiendo y se forman dos grupos, por un lado los comunitarios Paquito206, Bingen, Clemente, Chonico y Sandra y por el otro, algo más retrasados, los comunitarios Alonsojpd, Chon, Juan Caride, Félix y Juan Lastre. Fuimos subiendo y animando al comunitario Lastre que no tenía claro al principio si iba a hacer la subida completa.

El camino presentaba una pendiente no muy fuerte, del 10% aproximadamente, pero con unos 10km de subida casi ininterrumpida. Las vistas espectaculares, con niebla y nubes y partes de claro que nos permitían ver parte de la Región de Murcia. El comunitario Lastre, echándole valor, realizó la subida completa coronando en el punto más alto de las antenas.

Paramos a almorzar un poco, a charlas y a echarnos las tradicionales fotos con la caña selfie. Por supuesto también admiramos las vistas que nos proporcionaba esta montaña, un regalo para los sentidos. Sin demorarnos mucho tomamos la decisión de bajar por el sendero en lugar de por donde habíamos subido. Algunos comunitarios optaron por bajar con nosotros y otros por el mismo camino de subida, dado que tenían cierta prisa y no querían llegar tarde a sus correspondientes citas.

Los que bajamos por el sendero lo tomamos a unos pocos metros de las antenas de Carrascoy, a la derecha, un camino-senda que al principio es un poco técnico y luego se convierte en un camino para pasar a una senda. El día era propicio para la humedad, el suelo estaba un poco húmedo y algo resbaladizo. Nos adentrábamos en una zona desconocida para nosotros, solo nos guiaba el sentido común y la experiencia que hemos acumulado en nuestras rutas de investigación.

Fuimos rodando un poco asustados por no sabe si íbamos por el camino correcto, sobre todo porque el día estaba muy cerrado y una fuerte lluvia nos habría dejado incomunicados. Pero siempre sin mirar atrás, siguiendo nuestro instinto, fuimos afrontando el descenso, en algunos tramos técnico, pero espectacular. Unos paisajes alucinantes, un bosque oscuro y cerrado en algunos tramos. A veces nos teníamos que bajar de las bicicletas, pero esto no hacía si no darle más emoción al descenso.

La senda continuaba zigzagueante, entre árboles. Llegamos a un tramo con un escalón y piedras, los comunitarios lo hicieron bajados de la bici, a pie. Esperaban abajo charlando y decidí probar a bajarlo montado. Lo conseguí pero al final, al verlos a ellos en el camino tomé un “atajo” por medio de los matorrales, con tan mala fortuna de dar con una piedra oculta en la rueda delantere y hacerme caer por encima de la bici. Afortunadamente solo tengo una pequeña molestia en la rodilla izquierda y algún arañazo.

Continuamos la ruta y el descenso de Carrascoy, a veces parábamos a echar un vistazo con el móvil del comunitario Clemente, pero guiándonos siemrpe por el sentido común y la intuición. Nos encontramos un cruce dudoso, tras pasar unos pozos, un camino a la izquierda y un sendero a la derecha. Decidimos coger el camino y bajamos cada vez más animados al ver que íbamos en la dirección correcta. Llegamos a una explanada donde ya había signos de “civilización”. Un hombre de la zona nos paró para indicarnos que era zona de caza y que tomáramos precaución. Y también nos aconsejó que la próxima vez que bajemos tomemos la senda marcada en el tronco de un árbol como “Vereda”. Dimos las gracias al señor y continuamos la ruta.

Esta zona ya era conocida por el comunitario Chonico, quien nos enseñó la subida a unas antenas y luego el descenso cerca del Pico del Águila hacia La Fuente y Torre Guil. Un descenso también muy bonito de senderos con mil posibildiades y bifurcaciones. Llegamos así a la zona de carretera y fuimos regresando a Alcantarilla. Allí despedimos al comunitario Chonico y el resto continuamos la ruta para volver a la orilla del río Segura.

Despedimos al comunitario Clemente y el resto volvimos a Molina de Segura por la orilla del río Segura, por la Contraparada y la Ribera de Molina. Tomamos la Vía Verde acabando con 77km, 1.300 metros de desnivel acumulado positivo y unas 7 horas de ruta.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB: