Hola amigos de Comunidad Biker MTB, soy el comunitario Juan Caride y, como viene siendo habitual esta semana, será un placer relataros todo lo sucedido durante la mañana del domingo 4 de septiembre de 2016. Hoy despedíamos la semana con otra ruta de MTB, por la zona del Valle y Carrascoy, pero ya entraremos en detalle más adelante. Salgo de mi casa a las 08:20 y me dirijo hacia la Alberca, pues hoy, el lugar de inicio de la ruta era en la barrera donde empieza la subida del Sequén, en el Relojero.

Sobre las 09:05 van llegando los primeros comunitarios, en este caso aparecen Carmen y Gabi, con tan mala suerte de que Gabi está de guardia en su trabajo, recibe una llamada y debe abandonarnos. Unos minutos más tarde aparece el comunitario Toni y seguidamente los comunitarios Patricia Carmona, Luis y Aurelio. Después de los correspondientes saludos despedimos a Gabi y, acto seguido, aparecen los comunitarios Jaf y Laura, nos saludamos y comenzamos la ruta.

Empezamos a subir por el Cerro de Las Columnas, cada comunitario lo hace  a su ritmo, pues es una subida algo dura y bastante técnica, pero no es mal de morir. Como Presidente en funciones que soy durante esta semana, decido colocarme al final para hacer tareas de grabación y asegurarme de que nadie se queda atrás, acompañando en todo momento a los comunitarios Toni y Laura.

Una vez que terminamos el ascenso de Las Columnas, nos reagrupamos todos los comunitarios y continuamos la marcha hacia las antenas del Relojero, hasta que Laura se da cuenta de que ha perdido el ciclocomputador o cuentakilómetros y entonces decidimos descender, volviendo por nuestros pasos, para intentar localizar el objeto perdido. Esta chica tuvo mucha suerte ya que el comunitario Luis localizó el ciclocomputador a unos 500 metros del lugar. Ella más feliz que una perdiz, le da las gracias y todos contentos, continuábamos la ruta.

Álvaro seguía hablando y hablando como si no hubiera un mañana, los que ya lo conocemos, nos íbamos separando de él para hacer descansar los tímpanos, así fue como encontró en el comunitario Aurelio un excelente compañero de oratoria, pues a éste también le gusta darle a la “sin hueso”. Comenzábamos a adentrarnos en la Senda Quebrada, una senda bastante técnica pero muy divertida. Como siempre, cada comunitario la hace a su ritmo para no asumir riesgos innecesarios y es por ello  que me quedo acompañando a Toni y Laura. Todo transcurrió sin ningún incidente.

Al finalizar Senda Quebrada salimos a la pista de Los Puros, lugar donde nuestro comunitario Toni decide abandonarnos por molestias en una pierna. Nosotros continuamos descendiendo por el camino de Los Puros, para posteriormente tomar Senda Bonita. Para acceder a Senda Bonita viniendo por el camino de Los Puros, hay que subir una rampa con mucho desnivel,  a la que casi todo el mundo accede con bicicleta al hombro, menos nuestro comunitario Luis, que decidió ascenderla en bicicleta, aprovechando nosotros  para grabarlo en video.

Iniciamos Senda Bonita, un poco técnica y estrecha, pero muy bonita de ver. Acompañando a Laura en todo momento, disfrutaba de la senda bastante relajado, pues hace apenas unos días ya había pasado por allí, lo que hizo que pudiera disfrutar más de la senda y despreocupándome un poco de mí, pero sin perder la concentración. Una vez terminada Senda Bonita, aparecimos en la carretera del Garruchal y aprovechamos para subir al Restaurante en busca de agua, pues el día era muy caluroso con temperaturas que rondaban los 39 grados a la sombra.

Justo en frente del Restaurante del Puerto del Garruchal, tomábamosmos la Senda del Gato, una senda técnica y divertida, muy parecida a Senda Bonita. La mayoría de los comunitarios van por delante, menos Laura y un servidor, que afrontamos la senda despacio y con cuidado, a nuestra comunitaria Laura le dan mucho respeto los tramos técnicos.

Una vez reagrupados todos los comunitarios, tomábamos lo que se conoce como “Los Militares”, un camino de pista ancha, poco técnico y rápido de descender. Aparecimos nuevamente en la carretera del Garruchal e iniciamos su descenso para no demorar mucho la ruta, pues ya la temperatura era demasiado elevada y nuestra salud corría peligro.

Una vez que llegamos a Murcia, todos los comunitarios nos fuimos separando. Jaf y Lau se quedaban en Murcia y Patri, Luis y Aurelio regresaban a Molina. Yo tomé dirección hacia Alcantarilla.

Sin duda ha sido una ruta muy bonita, en la que hemos echado de menos a la cúpula, pero muy contento de que nos hayan acompañado viejos comunitarios como Lau y Jaf.

Saludos de vuestro comunitario Juan Caride.

  • Fotos de la ruta MTB: