Hola amigos de Comunidad Biker MTB, soy la comunitaria Natalia y os quiero relatar lo acontecido en esta bonita mañana de 17 de septiembre de 2016.

Empezaré diciendo que esta ruta ha sido particularmente especial para mí, pues he podido disfrutar tanto de la compañía de mis queridos comunitarios como de la de algunos de mis compañeros del Club Triatlón Impulso, club al que le tengo un cariño muy especial por estar formado por grandes personas y por poder contar entre ellos con grandes amigos. De mis comunitarios nos acompañarían mis tres mosqueteros Paquito206, Kronxito y Juan Caride (nos faltó nuestro querido presidente Alonso… pero le fue imposible venir…). Paco y Juan llevan apenas unas semanas en el ciclismo de carretera y para Kronxito era su primera salida con una bici de carretera, la cual le prestó nuestro comunitario Guillermo.

La mañana empezaba pronto, demasiado pronto… La quedada oficial era a las 7:30 a.m. en la gasolinera del Barrio del Carmen (lugar de salida de las rutas del Impulso). Se propuso una hora tan temprana para evitar la solana que esta cayendo aún en estas fechas en Murcia, pero con lo que no contábamos es que a esas horas tan tempranas lo que va haciendo ya es algo de fresquete… Llego al lugar de encuentro y, para mi sorpresa, me encuentro a más compañeros del Impulso de los que en un primer momento nos iban a acompañar. Mi primera reacción es alegrarme, pues siempre es bonito rodar con muchos amigos, pero al instante observo a los compañeros que han acudido y me invade una inquietud… Han acudido algunos de los compañeros que suelen imponer un ritmo alto, por lo que preveo que va a ser una mañana dura… Muy dura…

Arrancamos oficialmente a las 7:39 y tomamos dirección Alcantarilla, donde habíamos quedado con los comunitarios Paquito206, Kronxito, Juan Caride y Samuel, así como con otro miembro del club de triatlón. Este segundo punto de encuentro en Alcantarilla es muy frecuente en nuestras rutas en carretera. La dinámica es que el que espera en Alcantarilla está atento a que pase la grupeta para enganchar rápido y no hacer que todo el grupo tenga que parar. El pelotón baja un poco el ritmo para ayudar al que se engancha a acomodarse al ritmo. Como los comunitarios que hoy asistían a esta ruta desconocían esta forma de proceder, al entrar a Alcantarilla empiezo a advertir al grupo de la incorporación unos metros más adelante de nuevos compañeros, y les pido que bajen el ritmo para ayudarles a incorporarse y enganchar, pues muy probablemente los pillaríamos relajados y a pie cambiado…

Aquí me llevo un pequeño disgusto, pues como preveía, pillamos a nuestros comunitarios algo desprevenidos y la grupeta no afloja el ritmo, por lo que les cuesta un poco enganchar y unirse al grupo… Continuamos nuestra ruta por Alcantarilla y en la rotonda del avión, giramos hacia la carretera del Cañarico. Fuimos rodando tranquilamente por esta carretera, a un ritmo alegre pero muy cómodo, que nos permitía ir charlando y disfrutando de la ruta. A mitad de esta carretera se encuentra lo que los compañeros del club Impulso denominamos “el jamón”. Esto es un pequeño repecho (“subida tránsito Cañarico” en Strava) que aunque es corto y no tiene una pendiente excesiva, te lo encuentras de repente cuando vas rodando en llano a una velocidad un poco alta y pretendes subirlo también a un ritmo alto…. Consecuencia: te asfixias subiendo ese repechico si te aprietas de más. Pues bien, en ese tramo los compañeros del Impulso se la suelen picar para ver quién sube antes y pasan por ahí a todo gas. Los compañeros menos fuertes se suelen desenganchar, pero un poco más adelante se baja el ritmo y se espera para reagrupar. Al acercarnos a este tramo, aviso a mis comunitarios de lo que está a punto de pasar, tras lo cual, Paquito206 sale escopeteado hacia arriba pedaleando como si no hubiera un mañana para llevarse ese “jamón”. Para mi sorpresa, en esta ocasión ninguno de los compañeros del club decide tirar y subimos todos juntos en grupeta, así que el jamón de la ruta de hoy ha sido para Paquito.

Continuamos rodando por el Cañarico y al llegar al cruce con Librilla giramos a la derecha para llegar al pueblo y recoger al compañero Juanfran del club Triatlón Fuente Álamo. Continuamos todos juntos por la vía de servicio dirección Alhama charlando e integrándonos un poco más triatletas y comunitarios.

En Alhama la grupeta se divide: una grupeta que va más fuerte sigue recto dirección Totana con la intención de subir a la Santa de Totana y el resto giramos hacia la derecha rumbo Gebas. Se trata de un puerto de unos 6kms, bastante constante y tendido, por lo que no es especialmente exigente a nivel físico. Aquí cada compañero lo sube al ritmo que buenamente puede.

Como después de Gebas estaba previsto subir el tramo de El Berro, al llegar al cruce me encuentro con el comunitario Juan que tiene la misma duda que yo: no sabe si han seguido recto hacia lo alto de Gebas o han girado hacia el Berro. Decidimos continuar hacia Gebas, por al llevar un tramo y no ver a los compañeros esperando para reagrupar, pensamos que han debido girar hacia el Berro, por lo que volvemos a bajar hasta el cruce. Justo cuando nos disponemos a iniciar la subida al Berro, nos cruzamos con Pepechu, compañero del Impulso, que nos confirma que hay que seguir subiendo por Gebas. Al llegar a lo alto de este puerto vemos a la grupeta parada esperando. Resulta que habían decidido eliminar el Berro de la ruta porque hubiéramos tenido que dar un rodeo grande, pero no me había enterado bien.

En Gebas despedimos a Rubén del club El Valle XC Team y continuamos nuestra ruta subiendo hacia Pliego, Mula y Yéchar a una velocidad muy cómoda y llevable. También es cierto que tanto yo como el resto de comunitarios íbamos detrás, acoplados dentro de la grupeta y resguardados del viento de cara que soplaba… Al igual a los compañeros que iban tirando no les pareció una velocidad tan cómoda… En algún repecho Paquito y Kronxito pegaban algún apretón que otro demostrando la potencia que les proporciona el ser ciclistas de montaña, pero sin llegar a dar relevos a la cabeza del pelotón.

Al llegar a Yéchar decidimos hacer una parada para tomarnos un café y recuperar fuerzas. En este momento de relax estuvimos charlando, bromeando, echando alguna que otra foto e interactuando un poco más si cabe entre triatletas y comunitarios. Yo personalmente más feliz que el pompas de ver lo bien que congeniaban los compañeros de uno y otro club.

img_2968

Tras este pequeño parón, continuamos dirección Archena, Ceutí y cogemos dirección Alcantarilla para volver a Murcia. En Alcantarilla despedimos a nuestro comunitario Juan Caride y continuamos rumbo a Murcia por la carretera de Alcantarilla.

Al iniciar esta carretera de tramo final de la ruta, sufrimos una gran cruda realidad del ciclista de carretera: el compañero Alberto “Gusi” parte la cadena y la hace trozos. Inmediatamente nos echamos a un lado de la carretera y paramos. No llevamos tronchacadenas y además ha perdido algún que otro eslabón, por lo que Alberto guarda los restos de la cadena y termina este último tramo de la etapa sin cadena, apoyado en el hombro de otro compañero de club. El resto de los compañeros nos quedamos a su lado por cualquier cosa que pudieran necesitar. Con esta bonita estampa de compañerismo finalizamos la ruta en el mismo lugar donde la iniciamos: el Bº del Carmen.

Los comunitarios Paquito206, Kronxito, una servidora y el compañero de Impulso Ángel, decidimos parar en el Cuartel de Artillería de Murcia a tomar un refrigerio y disfrutar de esta bonita mañana de sábado.

img_3015
Al final, ruta en carretera de unos 120kms (140kms para los comunitarios de Molina de Segura), con un desnivel aproximado de unos +1000m y una velocidad media de 29,3kms/h que se ha hecho muy agradable y entretenida gracias a la compañía insuperable que hemos tenido hoy. Personalmente encantada de haber podido unir a compañeros de uno y otro club y de ver lo bien que han congeniado. Espero que sea la primera de muchas más salidas como la de hoy.

Vuestra comunitaria Natalia.

Fotos de la ruta de ciclismo de carretera: