Hola estimados amigos, os encontráis en la web comunitaria, el punto de encuentro de los comunitarios de todo el mundo. En la mañana del domingo día 27 de noviembre de 2016 los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Patricia Carmona, Juan Francisco, Antonio Manuel, Patricia Montero, Óscar, Leandro, Antonio, Chules, Jesús, Aberroncho, Aurelio, Pedro y Sandra participamos en la Marcha BTT Campibike 4.0, en Campillo de los Jiménez (Cehegín, Murcia). Varios comunitarios más se inscribieron a esta marcha pero no pudieron participar. A todos os doy las gracias de corazón, conseguimos el jamón al club más numeroso de la marcha y lo donaremos a un comedor social ¡¡gracias a todos!! Participaban también nuestros amigos de Ciclos Conde, de Los Simao y de Los Ardillas. Entre otros, estaban David, Eva, Alicia, Francisco Jose, Juan, Ismael, Ricardo y Tony.

A las 8 de la mañana cargamos los coches con las bicicletas en la sede de la Comunidad, en Molina de Segura. Varios comunitarios salimos desde allí, otros fueron directamente a Campillo de los Jiménez, lugar de la marcha Campibike 4.0. Llegamos fuimos a recoger los dorsales. La comunitaria Sandra tenía dudas de si salir o no, dado que había bastante humedad y barro por los alrededores. La noche anterior había llovido y el tiempo estaba nublado y con amenaza de más lluvias. Aún así la convencimos para que recogiera el dorsal y se preparara y luego ya se iría viendo.

Llegamos justos de tiempo a la salida, sonó el cohete de salida y aún no habíamos llegado. Menos mal que había algo de tapón al salir por el barro de la primera bajada. Nos dio tiempo a cruzar el arco de salida detrás de los últimos participantes. A partir de aquí empezó toda la diversión. Por supuesto con la comunitaria Sandra que finalmente decidió acompañarnos.

Desde el principio cada comunitario fue agrupándose con otros comunitarios acordes a su ritmo. A los pocos kilómetros nos encontramos con un tapón provocado por una rampa de subida corta pero con mucho barro y también un poco resbaladiza. Esta sería la tónica de toda la marcha. Al pasarla otro pequeño tapón porque venía la primera senda de la mañana y también algo resbaladiza por el agua y el barro. Aproveché la serpiente multicolor que se generó en el sendero para hacer unas fotos y grabar un vídeo. Acabé quedándome el último de la marcha. Tras el descenso intenté pillar a las comunitarias Sandra y Patricia Carmona pero no me sería posible en el resto de la marcha.

Empezamos a recorrer caminos y sendas, con una fina capa de barro, del que no es muy pegajoso afortunadamente. La bici se iba lleando de barro, también las equipaciones y la cara, pero no tuvimos que parar a desatascar las ruedas, dado que como digo no era barro pegajoso. A los pocos kilómetros de ir en solitario, cerrando la carrera, divisé un comunitario al fondo, estaba detenido en una orilla del camino. Al llegar a su altura vi que era el comunitario Chules que había pinchado y estaba dándole aire a la rueda.

Continuamos la marcha, otra vez aceleré un poco con la idea de alcanzar a algún otro comunitario. Hacía un poco de frío pero la verdad es que no mucho. Caían unas gotas muy finas de agua, apenas perceptibles, había niebla al fondo y todo tenía un aspecto de alta montaña. La verdad es que era estupendo, olía a humedad y monte y estábamos disfrutando por lugares desconocidos para nosotros, todo un lujo.

Tras una pequeña subida me encontré a otro comunitario en la cuneta, en este caso se trataba del comunitario Aurelio. Otra cruda realidad, se le partió la cadena. Paramos a echarle una mano, el comunitario Chules y yo, luego llegaría también Antonio. No había manera de poner el eslabón rápido, algo que es sencillo, como indicamos en este vídeo, pero en este caso, por el motivo que fuera, no entraba el bulón en el orificio del enlace de cada eslabón. Lo intentamos hasta con alicates y no hubo manera. Al final acabamos colocando un pasador y parece quedó unida.

Reiniciamos la marcha y a los pocos kilómetros tuvimos que parar nuevamente al ver que el pasador de la cadena se había salido un poco. Le dimos otro apretón con el tronchacadenas y continuamos. A partir de aquí el comunitario Aurelio anduvo con un poco de miedo en las subidas y al cambiar, porque si se volvía a partir la cadena tendría que regresar andando.

Viendo que la cadena iba bien empezamos a coger algo de confianza y cogimos un poco de ritmo. El recorrido estaba bastante bien, discurría por caminos y senderos, entre árboles y por montaña, con pocas subidas y ninguna larga, era más bien un rompe-piernas, un sube y baja, pero no muy exigente, relativamente suave. Nos encontrábamos una bajada y pronto una subida corta. Por allí saludamos a unos comunitarios jóvenes, a Bermejo y sus amigos, que iban muy bien. Otros amigos comunitarios nos iban saludando y charlando con nosotros, la verdad es que es un auténtico placer el que nuestros amigos nos saluden y charlar con ellos.

Llegamos al avituallamiento y paramos unos minutos a comernos unos plátanos y tomar algo de bebida. Continuamos haciendo la marcha BTT Campibike 4.0. Cruzamos un pequeño puente de madera un tanto resbaladizo, nos encontramos alguna rampa más de subida, también muy resbaladiza, que intentamos afrontar sin bajarnos de la bici, pero a mitad las ruedas no traccionaban y tuvimos que acabarla a pie.

Nos fuimos encontrando a más amigos comunitarios por el recorrido, algunos como Arturo que iban haciendo la modalidad de senderismo, otros que no pudieron participar como Antonio de Maya y Francisco Yepes. También a nuestro amigo comunitario Francisco que era miembro de la organización. Estaban haciendo fotos en zonas del recorrido.

Justo en la zona donde estaban Antonio de Maya y los demás había una pequeña bajada, una rampa sencilla en circunstancias normales pero con las lluvias estaba resbaladiza. Descendí con cierto miedo y respeto, aunque no tenemos mucha experiencia en terrenos húmedos, a lo largo de la marcha fui viendo que lo mejor es bajar rápido para no resbalar. Luego pasó Aurelio y finalmente Chules, que sufrió una caída, afortunadamente sin consecuencias graves, un raguño en la rodilla y en los dedos, pero pudo continuar la marcha.

Al pasar este descenso nos encontramos con una rambla con mucho barro y agua. La atravesamos disfrutando de lo lindo. Volvimos al sendero “seco” y luego otra vez al lecho de la rambla. La verdad es que una vez que ya estábamos llenos de barro empezamos a disfrutar de esta circunstancia. Nuestras bicicletas iban serpenteando por el lecho, derrapando a un lado y a otro, casi perdiendo el control en algunas zonas pero, como digo, todo esto hacía aumentar el nivel de disfrute.

Salimos de la rambla en una nueva subida, corta, como casi todas las de la marcha, un poco de camino, algo de bajada, peligrosa por la humedad y empezó a llover. Nos caían unas gotas importantes, aquí nos preocupamos un poco porque una lluvia fuerte nos dejaría el terreno impracticable. Pero no fue así, cayeron unas gotas fuertes, luego suaves y finalizó la lluvia.

La rambla se estrechaba y se hacía todavía más bonita, con curvas, rodando por el lecho en zig zag. Al poco alcanzamos a algunos de nuestros amigos de Ciclos Conde, en concreto a Alicia. Vimos que su compañero tenía problemas con la rueda trasera, que le perdía aire, pararon a darle aire y nosotros paramos con ellos. A los pocos metros tuvimos que parar nuevamente dado que la rueda seguía perdiendo aire. Le pusimos una cámara pues era una rueda tubelizada pero no sellaba el pinchazo. Tras arreglar el pinchazo nos pusimos a meter la rueda en su anclaje pero no hubo manera. Tras un buen rato intentándolo, con amigos de la organización que vinieron en coche, desistimos y acabaron por subir la bici al coche. Aquí acababa la marcha de nuestro amigo.

Quedaban pocos kilómetros para la meta, de camino principalmente. Conseguí no ensuciarme mucho durante toda la marcha pero en la última bajada me manché bien por el barrillo húmedo y la velocidad ¡Una pena! Llegamos a meta donde nos estaban esperando el resto de comunitarios.

Acabamos la marcha Campibike 4.0 con unos 44km y unos 800 metros de desnivel acumulado. Felices y algo cansandos. Hay que tener en cuenta que en terreno seco, cuando vas llaneando o en descenso no técnico se descansa un poco, pero en terreno mojado, al tener que ir con cuidado y con algo de miedo por si resbalamos, la tensión hace que no se pueda descansar ni un segundo.

Una estupenda marcha BTT MTB que repetiremos sin dudarlo siempre que podamos. La organización perfecta, la señalización muy bien teniendo en cuenta que tuvieron que cambiar un poco el recorrido días antes por la lluvia y luego poner algunos atajos para los más rezagados en la carrera. La comida, un arroz con pollo, también estupenda y, para colmo, tres premios a nuestras queridas comunitarias Patricia Montero (2ª clasificada), Sandra (3ª clasificada) y Patricia Carmona (4ª clasificada). Y la campeona, nuestra amiga comunitaria Eva de Ciclos Conde, que también es comunitaria. Así que un pódium completo de comunitarias ¡¡Enhorabuena!!

Por último agradecer a los organizadores de la marcha, a Campibike, que nos trataron de maravilla. Llegamos a meta y nos dieron una medalla a cada uno, hecha por Aidemar (Asociación para la Integración del Discapacitado en la Comarca del Mar menor).

Y como colofón, por si faltaba algo, disfrute total de la comida con todos nuestros comunitarios y ¡sorpresa! nos llevamos el jamón al club más numeros ¡fantástico! Jamón que sin duda donaremos a un comedor social.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la marcha MTB: