Hola amigos de Comunidad Biker MTB, soy el comunitario Alonso y os voy a relatar lo acontecido en la II Marcha BTT C.C. Fenicios 2.0 en Mazarrón (Murcia, España). Iniciamos el domingo 8 de mayo de 2016, tras el típico madrugón y tras una semana de inactividad ciclista por diversos motivos. Hacemos los preparativos para este reto de 65km los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Guillermo de Ciclopasión, Luis y Juan Francisco. Como apoyo técnico, de utillaje y reportero nos acompaña el comunitario Kronxito. Allí nos esperaría el comunitario Sergio, David, Andrés y algún amigo más. Hacemos los preparativos habituales para la marcha y llegamos a Mazarrón. Allí igualmente recogemos los dorsales, saludamos a nuestros amigos, preparamos las bicicletas y a la línea de salida.

Iniciamos la marcha BTT MTB,  el Reto Fenicio, desde La La Aceña en Mazarrón en unos primeros kilómetros neutralizados por el pueblo, saliendo dirección Bolnuevo. Hemos llegado a la zona de Bolnuevo y no ha defraudado, espectacular, con vistas del Mar Mediterráneo y de los acantilados fantásticas. Hemos ido subiendo y bajando por senderos y caminos hasta cerca de Cala Leño y de allí por Punta Negra rodando junto a la orilla del mar, sencillamente maravilloso el recorrido.

Hemos llegado a Bolnuevo y hemos bajado una senda con zonas un poco técnicas para salir por la Ciudad Encantanda de Bolnuevo. Por allí hemos cruzado la urbanización de Playasol y hemos ido recorriendo caminos y carreteras hasta cruzar Mazarrón y seguir hacia la montaña, donde la subida del Campo de Tiro y de la Perdiz nos esperaban.

Empezamos un sube y baja constante tras pasar Mazarrón dirección el Campo de Tiro, la primera subida exigente, antes de esta un buen rompepiernas para ir cogiendo temperatura y calentando los músculos. Subimos el Campo de Tiro, una rampa bastante inclinada de inicio, aunque una subida corta, de no más de 1 km (o menos). De allí seguimos subiendo y bajando y pasando por alguna que otra senda, pero sobre todo pista.

Rodamos por una zona de rambla, bastante bonita, pero de subida. Era una subida muy suave pero constante. Rambla con algún que otro tramo de chinarrillo que tanto le gusta a nuestra comunitaria Patricia Carmona. Por allí tuvimos un poco de duda en un cruce donde parece que había que salirse de la rambla hacia la izquierda pero no había señalización, así que Sergio y yo continuamos por la rambla. Luego vimos que ambos caminos iban al mismo sitio.

Y llegó, llegó La Perdiz, una subida que no acababa nunca, de unos 5km, a partir del kilómetro 41, donde las piernas iban ya empezando a cansarse. Por aquí íbamos los comunitarios Juan Francisco y yo, Juan Francisco amablemente me esperaba en las subidas. Hoy no iba especialmente bien dado que llevo toda la semana sin salir y los gemelos se me querían subir un poco. Acabamos la subida de la Perdiz, siempre, en cada curva, temíamos ver más subida y normalmente así era, hasta que por fin, en una de tantas curvas, vimos bajada.

Por allí nos íbamos encontrando también al comunitario Sergio, al que pillábamos en las subidas y nos dejaba en las bajadas. Antes de la Perdiz, recuerdo también otra subida más por senda (pues la Perdiz es pista), también exigente aunque no muy larga.

Tras bajar la Perdiz llegamos a una zona de sube y baja pero más suave que la del principio de la marcha. Siempre nos acompañaba un paisaje típico de la zona, un tanto extraño, más bien de secano (como el nuestro de por aquí), con muchos pinos secos (cosa que nos da mucha pena).

Y de repente, tras hacer una bajada bastante técnica llena de piedras grandes y sueltas, donde me lo pasé estupendamente pues cuanto más técnicas más me gustan, vi otra rampa de subida y vi que volvía a ser el Campo de Tiro. Y así fue, lo subimos dos veces. Por allí creía que llevaba al comunitario Juan Francisco detrás pero parece que se quedó rezagado en el descenso de esa senda técnica. Y en la rampa volví a ver al comunitario Sergio que decidió tomarse esta subida con mucha filosofía.

Tras bajar la zona del Campo de tiro los organizadores nos dijeron que ya faltaba muy poco para finalizar la marcha y así fue. En vez de 70km al final salieron unos 66km, con unos 1.900 metros de desnivel acumulado positivo.

Antes de terminar la crónica decir que al principio de la marcha, allá por el kilómetro 4, casi me pierdo pues iba despistado y en un cruce seguí recto, menos mal que iba el comunitario Luis y un chico de la organización conmigo, si no hubiera aparecido en Águilas probablemente.

Como últimamente nos ocurre agradecer a los miembros de la organización el que nos hayan animado y saludado, siempre es un placer que nos conozcan y saluden. También a los chicos y chicas de los avituallamientos, muy simpáticos y atentos.

En general la marcha ha sido bonita, aunque como he dicho arriba el paisaje un poco seco, pero es el típico de nuestra querida Región de Murcia. Y quizá, por poner un pero, han faltado algunas sendas. Aunque desde la organización nos han comentado que tuvieron que quitar alguna por cuestiones medioambientales.

Decir finalmente que el reto Fenicio para mí personalmente no ha sido muy duro. Es cierto que el rompepiernas con 66km y la subida de la Perdiz suelen “pegarse un poco al lomo”, pero en general la marcha ha sido llevadera. Y aunque han caído unas gotas al principio, no ha llovido y falta hace pues hemos acabado con las piernas y las bicicletas llenas de polvo. Motivo que hemos aprovechado para grabar un vídeo de la cruda realidad del ciclista de montaña: la acumulación del polvo en el cuerpo y en la bici.

Por supuesto y como no podía ser de otra forma grabamos el tradicional vídeo de las impresiones de cada uno de los comunitarios sobre la II Marcha BTT C.C. Fenicios 2.0 en Mazarrón: