Hola estimados comunitarios, segunda ruta en Tenerife, en este caso hacia la zona de Masca, Teno y Buenavista. Se preveeía una ruta dura, sobre todo por el desnivel, pero nunca nos imaginamos que sería lo que finalmente fue. Una de las rutas de más desnivel que he hecho en mi historia como ciclista.

Dimos una pequeña revisión a las bicicletas de montaña que alquilamos,  en la ruta del día anterior se portaron muy bien. El muchacho de mantenimiento del hotel nos sacó las bicis de su correspondiente cuarto, ajustamos el sillín de la comunitaria Patricia y partimos nuevamente desde nuestro alojamiento preferido, desde el Hotel la Casona del Patio en Santiago del Teide.

Al igual que la ruta anterior salimos sin una guía, en improvisación y esperando las sorpresas. Ni en la más remota de las imaginaciones esperábamos que acumularíamos el impresionante desnivel que podéis ver en el track GPS.

Al poco de salir del hotel paramos en un supermercado a comprar agua fresca para llenar los bidones y mi mochila. Al no saber a lo que nos enfrentábamos era mejor tomar precauciones y una de ellas es el agua. La segunda fue coger un par de plátanos por si se complicaba la ruta (y se complicaría…).

Cogimos el cartel que indicaba “Masca” y a los pocos metros empezamos a subir por una carretera estrecha y sinuosa, con eses o zig-zag. Era muy bonita y nos dejaba, poco a poco, Santiago del Teide por debajo.

Vistas de Santiago del Teide y el Teide desde inicio descenso Masca por Comunidad Biker MTB

No teníamos ni idea de la dureza de esta subida, incluso pensamos que sería la más dura de la ruta y, sin duda, nos equivocamos. Subimos este pequeño repecho que unas pocas curvas que nos sirvió para calentar las piernas. Paramos arriba para admirar el paisaje, bien lo merecía. A la derecha Santiago del Teide e incluso el propio Teide a lo lejos. A la izquierda se divisaba un poco de la carretera de bajada que nos esperaba y unos barrancos que cortaban la respiración.

Empezamos a bajar y tuvimos que parar sin más remedio al ver la carretera sinuosa y el pueblo de Masca abajo, diminuto, cubierto levemente por la bruma. Este espectáculo natural merecía otra parada.

Carretera sinuosa desde Santiago del Teide a Masca en Tenerife con Masca abajo por Comunidad Biker MTB

Continuamos con el descenso tranquilamente, viendo como algún coche tenía que parar en las curvas para que subiera otro. En esta carretera apenas caben dos coches. Tuvimos suerte porque había muy poco tráfico, esto nos permitió parar más veces y rodar a nuestro ritmo sin molestias.

Llegamos al pueblo de Masca y seguimos bajando hacia un mirador que hay en el final del pueblo, sabiendo que luego tendríamos que subir ese tramo. Una calzada empedrada nos llevó hasta el final. Volvimos a parar a ver los imponentes barrancos desde esta otra perspectiva.

Ver estas paredes de rocas y tierra de cientos de metros rodeándonos nos dejó sin aliento. Aún quedaba algo de bruma por la zona, lo cual daba ese aspecto de alta montaña aún más sobrecogedor.

Masca en Santiago del Teide Tenerife por Comunidad Biker MTB

Totamos unas cuantas fotos y algún vídeo para poder mostrároslo y que lo disfrutéis como nosotros lo hicimos. Emprendimos el camino de vuelta a la carretera, continuando la ruta hacia no sabíamos dónde.

Vimos otra subida por una carretera similar a la que bajamos, que indicaba “Hilda”. Paramos una vez más (y otras tantas posteriormente) para grabar una lagartija o lagarto canario, algo obligado. Y es que los hay a miles, en la ruta de ayer por ejemplo, cada dos o tres segundos se oía alguno meterse entre la hierba. Y en esta ruta estabán tomando el sol en el asfalto para coger temperatura en sus cuerpecillos de sangre fría. Los hay de muchos tamaños, nosotros pudimos grabar uno mediano, que se dejó posar para la cámara unos segundos.

Lagarto en Masca en Tenerife por Comunidad Biker MTB

Y volvimos a montarnos en la bicicleta y a seguir pedaleando. Subimos esta carretera pensando que ahora vendría una bajada hasta la playa ¡ilusos!.

El viento nos dio bastante fuerte en esta zona y al llegar a lo más alto vimos, con cierta resignación, que la carretera seguía subiendo. No paramos mucho porque el viento venía fuerte y fresco. Una foto rápida y a seguir sin pensarlo mucho.

La carretera continuaba siendo estrecha y algo sinuosa. Cuando pasaba algún coche nos apartábamos a la cuneta, que está hormigonada y se puede rodar por ella.

Seguimos con la subida interminable, más aún cuando vamos a ciegas completamente, sin saber lo que nos esperaba y hacia dónde nos dirigíamos.

Cuando estábamos algo cansados llegamos, por fin, a un mirador y la carretera empezba a bajar. Además, se veía una bajada larga, prácticamente hasta la playa. La cogimos sin mucha demora y poco a poco fuimos acercándonos al mar. Pasamos por El Palmar y vimos esa montaña que parece que se ha hundido de forma natural. En un cartel informativo comprobamos que estaba así por la intervención humana. Parece ser que extrajeron partes de la montaña por el material que contenía. Se llamaba Montaña La Sahorra.

Montaña La Sahora en El Palmar en Tenerife por Comunidad Biker MTB

Bajamos pasando el pueblo de El Palmar y llegamos hasta Buenavista, donde hay muchas plataneras. Otra parada obligada para echarnos una foto con una de estas plataneras que producen los famosos plátanos de Canarias.

Siguiendo con la ruta de ciclismo vimos un cartel que indiaba “Punta de Tena”. Sabíamos que yendo allí se nos podría complicar la ruta, pero no nos lo pensamos mucho y cogimos esta dirección. Llegamos a una carretera que se estrechaba, con indicaciones de que no tenía salida y con un cartel informativo mostrando que la carretera se cierra a partir de las siete de la tarde (o algo así).

Subimos por esta carretera hasta el primer pequeño túnel. Totalmente acongojados al ver en una parte unos altos acantilados y en la otra unas paredes que parecía que iban a caer sobre nosotros de un momento a otro. Llegamos hasta una especie de montículo de piedras y nos echamos unas fotos con el océano al fondo y los acantilados.

Acantilados de los Gigantes en Punta de Teno en Tenerife por Comunidad Biker MTB

La comunitaria Patricia esperó un poco y yo subí unos metros más hasta el primer túnel grande, para ver si era seguro circular por allí. Pronto vi que no, en los túneles había que llevar luz, hacía viento fuerte de costado y, para colmo, se veían desprendimentos de rocas recientes. Opté por no seguir y fuimos regresando hacia  Buenavista.

Por pura intuición cogimos la carretera que iba hacia Los Silos, más que nada porque o bien volvíamos por donde habíamos venido o íbamos en esta otra dirección, no veíamos más posibilidades.

En este punto de la ruta ya llevábamos recorridos unos 35 km y acumulados casi mil metros. Al ir rodando cerca del nivel del mar y al saber (del día anterior) que tendríamos que subir hacia el Puerto de Erjos, a 1.117 metros, empezamos a comprender que nos esperaba lo más duro de la ruta.

A lo lejos vimos una carretera bastante sinuosa, en la ladera de la montaña, que subía hacia la zona por la que queríamos volver a casa. Miramos en el Google Maps (la única vez), si esta carretera tenía continuidad y acababa en la general de subida a Santiago del Teide, no era momento ni hora para estár probando cosas. Vimos que sí que tenía continuidad y la tomamos, por la zona de Las Cruces.

Fue un acierto, una carretera muy dura, con pendientes iniciales fuertes y, posteriormente, en la zona de zig-zag, algo más suaves. Pero lo bueno era que no tenía mucho tráfico, cosa que siempre agradecemos.

De vez en cuando parábamos a hacer una foto rápida, conforme íbamos cogiendo altura. No queríamos demorarnos mucho porque se acercaba peligrosamente la hora de comer y sabíamos que aún nos quedaría mucha subida.

Acantilados de La Culata en Tenerife por Comunidad Biker MTB

Cansados llegamos al Tanque de Abajo, pensando que pronto acabaría la subida, pero no fue así. Seguimos ascendiendo muchos kilómetros hasta llegar a El Tanque. Pensamos en parar en algún bar a comer algo, aunque estábamos dudosos, un parón en este momento podía ser catastrófico para las piernas y para la moral.

Subimos otros cuantos kilómetros, interminables y nos sobrevino la hora de comer. Cruzamos Ruigomez y tampoco paramos para comer, nos resistíamos. Finalmente, entre un pueblo y otro vimos un lugar donde se hacían paseos por la montaña en camello y un restaurante. Aparcamos las bicicletas y comimos. Fue un acierto, nos trataron muy amablemente y comimos de menú, un puchero o rancho típico Tinerfeño y pollo al salmorejo con papas arrugás y mojo picón. Todo muy rico y con la opción de repetir las veces que quisiéramos. De postre un plátano canario, auténtico, madurado de forma natural. Intentamos comer en el menor tiempo posible, sin atragantarnos pero sin pausa, para regresar a la bici antes de que fuera demasiado tarde.

Rancho canario típico de Tenerife con bofio por Comunidad Biker MTB

La comunitaria Patricia presentaba síntomas de picadura de pollo, iba quejándose un poco de molestias en el culo, seguramente por hacer tantos kilómetros con una bici que no era la suya, al igual que el sillín.

Había un poco de bruma pero estábamos acalorados, haciendo la digestión sobre la bici y en contínua subida, que no tenía fin. Un cartel indicaba, primero, 11 km para Santiago del Teide. Calculé que habría unos 4 de bajada, del día anterior, así que nos restaban, todavía 7 de subida ¡ahí es nada!.

Regisgnados y exhaustos seguimos pedaleando por esta carretera general, sin arcén, con los coches subiendo y bajando. Afortunadamente no tenía pendientes duras, era una inclinación suave y llevadera, que en algunos tramos nos permitía ir a cierta velocidad, lo que nos animaba un poco.

Pero de cuando en cuando nos encontrábamos con alguna curva y el porcentaje de inclinación subía. La comunitaria Patricia decía “¿pero cuando …. va a venir la bajada…?”. Era una pregunta retórica, aún así le contestaba “Pronto, no debe faltar mucho”.

Pero aún quedaban unos tres kilómetros de subida. Hicimos este tramo del tirón, la comida nos fue haciendo efecto y nos dio esas fuerzas últimas que necesitábamos. Llegamos al pueblo de Erjos y me sonaba del día anterior que el puerto final era el Puerto de Erjos. Anime a la comunitaria Patricia diciéndole que ahora sí que queba poco.

Pero todavía tuvimos que hacer un kilómetro o más de ascenso hasta coronar, por fin, el Puerto de Erjos, a 1.117 metros y emprender el descenso deseado y ansiado hacia Santiago del Teide.

Llegamos a la Casona del Patio a las cuatro de la tarde, empezando la ruta a las 9 de la mañana. Más de 7 horas de ruta, 63 km y casi 3.000 metros de desnivel acumulado.

Un rutón muy duro pero que nos encantó y repetiríamos sin duda (mañana no, obviamente). Mereció la pena el esfuerzo para dejar grabados en nuestra retina esos impresionantes paisajes del Norte y Sur de Tenerife.

Una buena ducha y una estupenda cena en la Casona del Patio nos dejaron como nuevos, para continuar al día siguiente, aunque no con la bici, que finalizaba el alquiler y devolveríamos a sus dueños.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

 

  • Fotos de la ruta MTB BTT BXM por Masca y Teno:

__