Hola queridos comunitarios, escribo esta crónica de forma excepcional, cuando se trata de rutas de tardes o diario “normales” no suelo hacer crónica, porque normalmente son todas parecidas. Pero en este caso me veo en la obligación de hacerlo, porque esta ruta fue de todo menos “parecida”. Ruta que incluso no fue anunciada en el foro, al tratarse de algo improvisado de última hora.

Salimos el comunitario Kronxito y yo, previa llamada diciéndome de salir cuando, la verdad sea dicha, no tenía intención de hacer deporte en este día. Pero me animó el hecho de salir a la terraza y ver un sol fantástico brillando en un cielo azul libre de nubes ¿cómo dejar pasar esta oportunidad?. Me vestí rápido con la equipación comunitaria, desayuné con el comunitario Kronxito haciendo presión para que me diera prisa, preparé la bicicleta y todos los elementos de seguridad necesarios para el ciclismo y salimos a la calle.

Nos dirigimos hacia el Coto Cuadros, por la Alcayna y la vía verde de los Olivos. Antes de entrar en la Rambla de las Monjas vimos a los comunitarios Paquito206 y Gonzalo que venían de frente. Sin detenernos, nos saludamos, nos felicitamos el año y esas otras cosas típicas de estos días y continuamos con la ruta. Pero en lugar de ir hacia el Coto Cuadros nos dirigimos hacia las Salinas de Molina, para enseñarle esa zona al comunitario Gonzalo, que no la conocía.

Cruzamos por la Quinta pedaleando sobre nuestras bicicletas. Hacía algo de frío pero era perfectamente soportable, nada que una buena rampa de subida no pudiera solucionar. Nos adentramos en la Vía Verde del Suroeste y subimos unos metros por este camino.

Cogí la iniciativa de la ruta, me hice guía al ser el mejor conocedor de la zona del grupo. Bajamos por el Camino de la Tubería, cruzamos el riachuelo y subimos por la senda inclinada. Nos costó un par de intentos conseguir subirla sin poner pie a tierra, estaba húmeda y un poco resbaladiza.

Iniciamos una serie de subidas y bajadas por la zona del circuito XC Diabólico de Patrick. Rodamos a buen ritmo, dado que estoy acostumbrado a este circuito y el resto de comunitarios están fuertes físicamente. Subimos por la senda de las raíces y bajamos por la del escalón. Es corta pero un tanto técnica (complicada). Tiene un escalón en la parte final, donde se inclina considerablemente y, justo al bajarlo, hay que girar la bici a la izquierda para no tomar con una pared de tierra. Hay que aplicar todos los conocimientos de técnica de descenso de MTB junto con los de técnica de descenso de escalones y aún así cuesta un poco.

Bajé en primer lugar, avisando de su dificultad al principio. Cuando acabé el descenso oí un sonido que me resultaba familiar, el de aire a presión saliendo de su habitáculo, como el de una olla a presión cuando se le abre la válvula. Oí también gente hablando y alguien riendo. Me di la vuelta y el comunitario Paquito206 iba andando, con la rueda delantera completamente vacía y soltando líquido tubeless. Nos dijo que había destalonado la cubierta en el escalón. Esto puede ocurrir por varios motivos:

  • Falta de presión de aire: hace que con la fuerza de la inercia de la inclinación de la bajada, añadida al golpe con el suelo en el escalón, deforme la cubierta y acabe por salirse de su anclaje (talonado).

  • Fotos de la ruta MTB BTT con crudas realidades: