Se acerca el domingo, día en que podemos dedicar más tiempo a lo que más nos gusta: el ciclismo de montaña, el contacto directo con la naturaleza y los animales, el aire libre y la montaña. El comunitario @patrick, en la ruta de tarde entre semana, propuso visitar Cañada Hermosa y las cercanías (o lejanías). Es de los mejores guías que tenemos en la Comunidad, sin olvidar al comunitario @felixlozanobernal, que también nos ha dado grandes rutas y grandes momentos (y nos los seguirá dando cuando vuelva a la bici). Y merece otra mención especial el comunitario Javier del Fenazar, excelente guía. Rara vez nos resistimos a una ruta propuesta por el comunitario Patrick, así que, una vez más, la anunciamos por el foro de la web comunitaria, con la intención de recorrer Cañada Hermosa y los alrededores.

La mañana se presentaba bastante fresca, pero despejada y soleada. Nos levantamos con ganas, desayunamos bien (se preveía una ruta larga), nos abrigamos con la equipación comunitaria de invierno y preparamos las bicicletas de montaña. Salimos a la calle, el frío era intenso pero soportable y con la esperanza de que a mitad de mañana subieran las temperaturas. Se atrevieron a participar y acompañarnos los comunitarios: Alonsojpd, Paquito206, Patricia Carmona, Kronxito, Patrick, Antonio, Iván, Matías y Toñi.

Empezamos a pedalear sin demorarnos, la ruta sería larga, de unos 80 km, según los cálculos estimativos del comunitario guía Patrick. El día anterior pasó un buen rato dibujándola en el mapa, para luego pasarla a su dispositivo GPS a pilas y poder seguirla. Es una labor ardua que merece nuestro más sincero reconocimiento.

Descenso MTB BTT por Vía Verde del comunitario Patrick por Comunidad Biker MTB

Los que nos aventuramos a llevar guantes cortos pronto notamos el frío cortante en los dedos. A mí no me queda más remedio que llevarlos cortos, salvo que haga frío extremo, porque para las grabaciones los guantes largos son un engorro, no noto los botones del estabilizador gimbal, ni de la cámara y me cuesta coger el móvil del bolsillo para las grabaciones estáticas. A los pocos kilómetros llevábamos los dedos congelados.

Poco a poco, entre charlas y risas, pedaleamos por la Vía Verde hacia los Montes de la Ribera y el Camino del Gas. Bajamos en dirección a la Contraparada y cruzamos el río Segura por el puente no ciclable, para pasar por debajo de la autovía y cruzar en dirección a Rambla Salada de las Torres de Cotillas.

Ciclistas cruzando el puente sobre el río Segura por Comunidad Biker MTB

Como casi siempre ocurre en el ciclismo y con el frío, una vez que llevamos 20 minutos pedaleando, el cuerpo se atempera y se adapta al frío. Antes de llegar a la zona de Cañada Hermosa algunos íbamos casi sudando.

El comunitario Patrick pasó el track GPS de la ruta al comunitario Paquito206 mediante conexión bluetooth, sin tener que detenerse. Fueron capaces de conectarse y transferirse cosas son contacto físico, ¡qué modernidades!. Aunque sí que pude ver alguna mano tocando alguna espalda e incluso la parte donde la espalda llega a su fin, preludio de lo que vendría más tarde.

Dispositivo GPS a pilas por Comunidad Biker MTB

Hicimos unos cuantos kilómetros por tramos de camino principalmente, con algún pequeño repecho pero en general llano. Hicimos la primera y tradicional parada al llegar a la autovía, para hacer el primer almuerzo rápido de la mañana y evitar la temida picadura del pollo.

Cruzamos por debajo e iniciamos la primera subida seria de la mañana, hacia un cerro pedregoso. Gracias a las incesantes lluvias de las últimas semanas en Murcia el terreno estaba prieto y no había ni polvo ni tierra suelta, por lo que todos pudimos subir a lo más alto sin poner pie al suelo.

Me sorprendió gratamente la comunitaria Toñi, a la que no había tenido oportunidad aún de ver en terrenos más o menos técnicos. Subió de maravilla, controlando incluso cuando le derrapaba la rueda trasera sobre la gravilla. Unos metros más atrás iba el comunitario Antonio, que también aguantó bien a baja velocidad y prácticamente haciendo equilibrio.

Ascenso técnico de cerro en Cañada Hermosa por Comunidad Biker MTB

Respiramos un poco arriba, con las primeras gotas de sudor cayendo por nuestra frente. Es una subida corta pero tiene su miga. Al poco continuamos ahora en descenso para seguir recorriendo los caminos de esta zona que tenemos poco explorada.

Hicimos otros tantos kilómetros de lo que se denomina en el ciclismo falso llano, porque parecía llano pero en realidad casi siempre íbamos con una pequeña pendiente positiva y, por supuesto, con algún que otro repecho corto.

Los caminos estaban bastante húmedos, pero lo suficientemente secos como para que las bicis no se nos embarraran. El monte estaba perfecto, cubierto por una capa verde de vegetación recién brotada tras las lluvias.

Hicimos otra parada al llegar a una puerta, que tuvimos que cruzar andando por un lado. El romance Paquito&Patricio continuó aflorando. El comunitario Paquito206 le regaló un peine al comunitario Patrick, todo un detallazo, sobre todo teniendo en cuenta el pelo que le queda a este último (sobre la cabeza).

Comunitario Paquito206 regalando un peine al comunitario Patrick en Cañada Hermosa por Comunidad Biker MTB

Andamos unos metros más y paramos junto a una canalización de agua, supongo que era un trasvase. Almorzamos bien: plátanos, barritas y frutos secos. Afortunadamente no se vieron orejones. Siempre que nos acompaña la comunitaria Patricia Montero me ofrece porque sabe lo que me gustan, entre nada y menos que nada.

Reímos con las ocurrencias de los comunitarios, que son muy simpáticos y chistosos cuando quieren. Estudiamos también la ruta a seguir, sacamos a tomar el sol al Peperoto de ganchillo, nuestra mascota tridimensional. Intentamos arreglar una cruda realidad en la maneta del cambio de los platos de mi bicicleta, pero sin éxito, me tocó ir gran parte de la ruta con el plato pequeño. Hicimos fotos y vídeos mientras disfrutábamos de los cálidos rayos del sol mediterráneo.

Peperoto tridimensional de ganchillo tomando el sol por Comunidad Biker MTB

Retomamos la ruta porque empezaba a hacerse tarde, y cada vez nos alejábamos más de Molina de Segura. En principio todo iba según lo previsto por el guía Patrick. Íbamos algo más lentos de lo esperado pero sin contratiempos que merezcan mención.

Cerca de la salida a una carretera secundaria vimos un campo entero lleno de soportes para placas solares. Había decenas de palés de placas sin instalar y maquinaria aparcada. Esta zona estaba delimitada por un magnífico y nuevo vallado. Seguimos bordeándolo hasta llegar al final del camino, que acababa en la nueva valla.

Siempre preocupado por sacarnos de cualquier atolladero, el comunitario guía Patrick decía “pero si la foto del satélite era reciente y aquí no había valla alguna…”. Efectivamente, los campos de placas solares claramente eran de nueva implantación, aún estaban las máquinas para ponerlas y las propias placas en cajas sin instalar. Son las vicisitudes de cualquier ruta de este tipo, que debemos afrontar con el mejor de los talantes. Es algo que se escapa a la voluntad del guía, que bastante tiene con buscar una alternativa.

Dimos la vuelta para intentar rodear la valla por otro camino, pero todo parecía cerrado. Bajamos por otros caminos, improvisando y alejándonos de la ruta preestablecida. Incluso un señor mayor nos dijo que todos los caminos tenían salida. Salida sí pero ¿hacia dónde?. Nos vimos encerrados entre el vallado y Rambla Salada. Incluso bajamos hasta un bancal y a la propia rambla para ver si había forma de cruzarla.

Barranco de Rambla Salada en Cañada Hermosa por Comunidad Biker MTB

Unas paredes escarpadas, horadadas por las lluvias torrenciales y los miles de años de erosión, hacían imposible la labor de cruzar al otro lado. Al fondo veíamos el camino que queríamos coger, pero teníamos el obstáculo de la rambla con agua y los barrancos.

Decidimos dar la vuelta una vez más y buscar otra forma de llegar a la carretera secundaria. Algunos comunitarios empezaron a ponerse nerviosos, otros, los más acostumbrados a estas situaciones, cantaban y reían. Tuvimos que cruzar por varias zonas de bajada a la rambla y luego de subida. En la última parte volví a quedar gratamente sorprendido al ver a las comunitarias Toñi y Patricia subir por un “camino” con bastante inclinación, de más del25%. Pedalearon sobre sus bicicletas y pasaron por la rambla algo embarrada para luego subir por un camino roto sin poner pie al suelo, demostrando su destreza y forma física. Incluso afrontaron con éxito la parte donde el peralte estaba cambiado y había que compensar muy bien con la inclinación del cuerpo.

Comunitaria Toñi haciendo ascenso técnico de rampa con inclinación por Comunidad Biker MTB

Anduvimos perdidos un buen rato, haciendo kilómetros extra y dando vueltas. Esto no fue motivo de desánimo, muy al contrario, forma parte de la aventura de hacer una ruta por una zona nueva, con el añadido de las lluvias recientes, que dejan sin paso zonas donde antes había un camino.

El comunitario Kronxito sufrió una pequeña cruda realidad, su rueda trasera dio en una zanja y se oyó aire salir del tubelizado. Nos detuvimos a comprobar si había destalonado la cubierta, cosa que complicaría la reparación. Había perdido mucho aire pero no había destalonado. Nos pusimos a inflarla y a comprobar que no perdía para poder seguir con la ruta. En otro momento en que se le salió la cadena por la parte de los platos llegó a decir “Hoy parece que todas las crudas realidades me van a pasar a mí”. Pero siempre eran cosas nimias (en su acepción de sin importancia).

Aplicamos el sentido común, usamos los móviles, los GPS, la orientación tradicional mirando montañas y la posición del sol y dimos con un camino que volvía a llevarnos a una zona de placas solares, pero esta vez sin una valla que nos impidiera llegar a la carretera secundaria.

Ciclismo MTB BTT de montaña por Cañada Hermosa por Comunidad Biker MTB

Una vez a salvo nos dirigimos hacia otra carretera más transitada, para ir regresando a casa. Llevábamos 50 kilómetros en nuestras piernas y aún nos quedaban más de 30 km de vuelta. Regresamos por la vía más rápida, pensando más en comer que en pedalear. Cogimos un buen ritmo por carretera y fuimos pasando varios pueblos: Albudeite y Campos el Río, para coger la vía verde.

Nos repartimos la comida y el agua, para los que se quedaron cortos de una cosa u otra. En mi caso me faltó comida, solo llevaba una barrita y un plátano para una ruta de más de siete horas, otra vez el mismo error que ya cometiera en la ruta de ciclismo de carretera al Morrón de Espuña, donde me picó el pollo a base de bien. Sin dudarlo le pedí una barrita al comunitario Paquito206, que sé que siempre lleva una y nunca se la come. Eso y una mandarina que me dio el comunitario Iván seguramente me salvaron de la picadura del pollo.

Nos lo pasamos en grande, aventura, risas, diversión, compañía excepcional, naturaleza, aire libre, deporte, aprendimos clases de orientación … ¡Qué más se le puede pedir a una salida en bicicleta de montaña! Sin duda nada más.

Comiendo y reponiendo reservas tras ruta de ciclismo de montaña por Comunidad Biker MTB

Llegamos sanos y salvos a casa, con casi 80 kilómetros, más de 1.000 metros de desnivel acumulado y más de 7 horas pedaleando y disfrutando ¡rutón!. Y lo celebramos con una rica comida a base de bocadillos y hamburguesas gigantes.

Gracias al comunitario guía Patrick, una vez más, que se molestó en trazar la ruta y en seguirla al día siguiente, aguantando estoicamente los comentarios de desánimo que siempre recibe, cuando la situación se torna tensa.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB BTT BXM: