Amanece un nuevo día y con él una nueva ruta de ciclismo de montaña (mountain biking, MTB, BT, BTT). Un día de invierno con un poco de frío y nublado sin ver resquicios del Sol. Iniciamos esta ruta los comunitarios de Comunidad Biker MTB Alonsojpd, Kronxito, Tonius, Patricia, Luis y Juan Francisco.

Cogemos la carretera de Molina de Segura dirección Cañada Morcillo y nos dirigimos hacia Campotéjar y el trasvase. Vamos tranquilamente charlando, conversando y disfrutando de la mañana. Llegando a Archena para pasar por Ulea, ver la famosa Casa del Cura de Eiffel (ver nota histórica aquí) y continuar hacia el Salto de la Novia. Allí paramos a hacer un pequeño descanso, tomar un poco de alimento y hacernos unas fotos.

Continuamos nuestra ruta mientras el frío iba haciéndose un poco más protagonista, pasamos por Ojós y subimos el alto del Azud de Ojós dirección la Sierra de la Navela. Iniciamos el ascenso de la Sierra de la Navela, a partir de aquí ya se nos fue el frío, echando incluso alguna gota de sudor. Llegamos hasta el mirador de la Sierra de la Navel, volvimos a parar un poco, charlamos con unos amigos de Molina de Segura que nos conocieron, echamos otras cuantas fotos y descendimos por la pista forestal.

En la bajada tuvimos un pequeño problema mecánico en la bici de Luis, que perdió un tornillo y se le salió la cadena. Arreglamos el problema y continuamos por la vía de servicio dirección la otra parte de la sierra. Antes de entrar oímos un frenazo y era Luis que se había encontrado un billete de 20 euros (dice que lo donará a la Comunidad para comprar barritas y geles).

Volvimos a iniciar el ascenso hacia el sendero del martillo, donde nos encontramos unas duras rampas, no muy largas, pero bastante inclinadas. Cogimos el sendero del Martillo disfrutando de sus maravillosas vistas, al principio técnico pero no inclinado y muy bonito. Luego llegó el descenso del Martillo, llegando al inicio del Scalextric, donde pinchó la bicicleta de Patricia. Arreglamos el pinchazo, grabamos un vídeo de la cruda realidad del ciclista de montaña, perdimos un tapón que kronxito acabó encontrando y descendimos por la senda adoquinada hacia Ulea nuevamente, senda que se suele llamar “Scalextric”. Desde allí regresamos a Molina de Segura por los miradores de Villanueva del Río Segura, dirección balneario de Archena.

 


Nota histórica “Casa del Cura en Ulea”

Es uno de los tres edificios emblemáticos de Ulea, junto al Ayuntamiento y la iglesia de San Bartolomé. Se trata de la Casa el Cura o Casa Eiffel, inaugurada el 19 de marzo de 1912 por su dueño, José Ríos Torrecillas, exportador de frutas y a la postre alcalde entre 1924 y 1928. Cumple ahora, pues, el primer siglo años de su construcción.
Cuenta el cronista oficial de Ulea, Joaquín Carrillo, que «según los habitantes de más edad, al principio era conocida como la ‘Casa de París’, debido a que su propietario tenía un puesto comercial en el mercado central de la capital francesa. Y en uno de su viajes conoció al ingeniero francés Gustave Eiffel, debido a la fama que adquirieron las frutas de Ulea entre los consumidores franceses».
Con achaques reumáticos debido a su avanzada edad, Eiffel se hizo asiduo comprador de las naranjas y limones uleanos, y entabló gran amistad con Ríos, quien le hablóde los beneficios que se obtenían recibiendo los baños termales de un balneario próximo a Ulea, dado que los continuos dolores articulares no le reanimaban con los medicamentos que le prescribían.
Al comprobar que Eiffel «le tomó oído» a las propiedades de dichas aguas, Ríos le invitó a que pasara una temporada en Ulea y desde allí ir a diario a tomar los baños. Carrillo asegura que el proyecto del edificio fue obra personal de Alejandro Gustavo Eiffel y no de sus discípulos, teniendo en cuenta que vivió entre 1832 y 1923, y la construcción de la casa se llevó a cabo entre 1910 y 1912». Con posterioridad, su propietario la vendió a un primo, quien a su vez efectuó un trueque con la iglesia de una vivienda en la calle Alfonso XII. Desde ese momento, a la casa que diseñó Eiffel se le denominó ‘Casa del Cura’, siendo residencia durante años del párroco, por lo que recibió también el nombre de Casa Parroquial, quedando deshabitada durante varios años a causa de su mal estado de conservación.
El 10 de julio de 1980, el que fuera alcalde José Moreno Yepes, ya fallecido, y yerno del exalcalde José Bolarín, encargó, a petición de Patrimonio Cultural y Artístico de Murcia su restauración, obra de los arquitectos Iracheta y Santa Cruz, siendo aparejador Joaquín Perona. La rehabilitación culminó el 28 de diciembre de 1985.
Para el cronista, «lo que más destaca del edificio son los torreones o castilletes al modo de almenas medievales que cierran los extremos superiores de las dos esquinas de la fachada principal». También sobresalen dos balcones en su fachada principal con barandilla y pasamanos de obra de albañilería, con balaustres en forma de adornos, a juego con los dinteles y partes superiores de las jambas, recalca Carrillo.
Sin duda alguna y ubicada en la plaza de la Constitución, ‘La Casa del Cura’ es lugar obligado a cuantas personas visitan este pueblo del Valle de Ricote, y para todos los interesados en la obra de Gustave Eiffel, cuya torre en París es un icono mundial de la arquitectura.