Hola queridos comunitarios, la ruta de esta tarde tal vez no hubiera tenido crónica escrita al ser una ruta habitual y rápida vespertina. Pero lo sucedido en ella bien merece unas centenares de letras que unidas forman palabras. Las palabras concatenadas con cierta coherencia forman frases (oraciones) y estas, a su vez, agrupadas por concepto o lógica sucesiva forman párrafos. Pero seguro que todo esto ya lo sabéis bien, así que pasaré a contar la historia de esta ruta en la que participaríamos los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Kronxito, Patricia Carmona y Ángel y que fue anunciada en el foro de la web comunitaria.

Han pasado varias semanas desde que hicimos esta ruta, intentar acordarme de lo sucedido con pelos y señales es imposible. Pero lo que sí que me quedó es el sentimiento de lo presenciado. Vi a dos tontos del estraba en plena acción y ¿por qué digo esto? Recuerdo al comunitario Paquito206, antes de adquirir un Garmin de esos que llevan mapa y antes de hacerse un flipro, lo recuerdo con nostalgia porque improvisábamos todo, la frase típica era “una senda, vamos a ver a dónde va…”, otra frase típica era “un conejo” o “una perdiz”… Pero las personas cambian o los objetivos porque las personas en su naturaleza no suelen cambiar.

El caso es que el comunitario Paquito206 dejó de levantar la cabeza sobre el manillar para utilizar su sentido común y su vista, su inteligencia y sus cualidades, su buena visión y su espíritu aventurero para cambiarlo por un aparto electrónico que le va diciendo dónde empieza una senda, cómo es y el nombre. Ahora no mira más allá de la pantalla de este aparato y un palmo por encima para conducir, no se le ve girando la cabeza a uno y otro lado para ver perdices, conejos y posibles sendas inexploradas.

Es triste pero es la realidad, digo que es triste cuando, para colmo, se le oye decir “aquí empieza un segmento” ¿un segmento de qué? Pues parece ser que es un invento sin sentido del estraba ese que ya se que se escribe si la e inicial y cambiando la be por una uve, pero es que ni me apetece escribirlo bien. Para el que no lo sepa, resulta que se hacen “segmentos” de determinadas zonas, cualquiera puede hacerlos y nombrarlos a su gusto (incluso yo mismo creo recordar que he realizado alguno, pero con fines bien distintos a los del programa). Posteriormente, todo el que pasa por ahí con esta aplicación le cronometra el tiempo que tarda según la ruta que guarde su dispositivo GPS. Puedes consultar en cualquier momento una lista de posiciones, de todos los que han pasado. El primero de cada segmento tiene el KOM (¿con quién? le digo siempre a Paquito cuando dice la palabra KOM, que parece que significa King of the mountain O Rey de la Montaña, en español las siglas serían RDLM, con su versión para mujer QOM Queen of the mountain o Reina de la Montaña, que sería también RDLM) si es masculino y el QOM si es femenino. O algo así, según lo aprendido de años de escuchar a Paquito206.

Y todavía rizando más el rizo me encuentro con que el comunitario Ángel sigue los pasos de Paquito206, ambos hablaban de segmentos, de KOM (¿con quién?), posiciones y cosas por el estilo. Y todavía más penoso, decían, mirando la pantalla del aparato GPS o del móvil “por aquí sale la senda del Palé” o “por aquí sale otra senda que luego se hace camino”… todo ello mirando la pantalla del aparato y todo ello en el Coto de los Cuadros, que llevamos 11 años visitando.

Llamadme loco o llamadme lo que queráis llamarme, soy informático y me gusta la tecnología, pero para usarla como herramienta y cuando es necesaria, no para una ruta donde salimos a disfrutar y por un sitio que hemos visitado miles de veces. Es tan bonita la improvisación, el ir con la cabeza levantada mirando lo que de verdad nos llena, la naturaleza “vamos por aquí que parece que tiene buena pinta”. Usar el sentido común y el instinto, algo que se nos va atrofiando con el uso desmesurado e innecesario de estos aparatos electrónicos, que son muy útiles como herramienta en casos de necesidad.

Ya hemos meditado en varias ocasiones sobre este tema, como en este vídeo:

Y seguiremos haciéndolo mientras haya tontos del estraba rodando con nosotros. Calificativo que digo con cariño. En este tipo de medios si no te expresas bien las palabras se pueden tergiversar. No es mi intención insultar, es con mucho cariño, tonticos del estraba si lo preferís. Cada cual puede hacer lo que le plazca, pero si sale con nosotros y lo único que hace es mirar la pantalla del GPS puede que reciba este calificativo desde el cariño.

Todavía puede ser peor la situación, cuando la ignorancia, esa gran atrevida, hace acto de presencia. Muchos creen a pies juntillas los cálculos que estraba hace de los tiempos de los segmentos ¡ilusos! (con cariño). Realmente no son conscientes que por muy exacto que sea el aparato que usen al final se almacena un punto cada cierto tiempo y entre punto y punto la aplicación traza una línea recta. Todo esto añadido a la pérdida de satélites que no tiene por qué ser completa, en cuyo caso la precisión será inferior y habrá más líneas rectas. Cada dispositivo, además, se comporta de una forma diferente, sin contar los delay en la recepción de la señal y otros muchos factores. Por esto, lo que hace estraba es una media para calcular el tiempo, tiempo que no es exacto ni de lejos. Por eso cuando los oigo decir “voy a 3 segundos del tercero” no puedo más que reírme.

Al final buscamos complicaciones donde no las hay, buscamos el “pique” cuando tenemos esa necesidad imperiosa de demostrar algo a alguien externo y ajeno. Pero todo lo que no sea dañino es bienvenido y respetable. Salvo cuando se convierte en una obsesión y los dos tontos del Strava están camino de ello.

En la parte final de la ruta recuerdo que por fin los vi disfrutar del ciclismo y de la naturaleza, incluso se relajaron sobre la piedra del nacimiento del Coto Cuadros, viendo los cangrejos que hay en la charca.

De vuestro comunitario presidente Alonso que aprecia a los tontos del strava tanto como a los que no lo son.

  • Fotos de la ruta MTB: