Buenos días estimados comunitarios, para la tarde del miércoles día 21 de febrero de 2018 anunciamos una ruta en el foro de la web comunitaria. Como es habitual entre semana, con trabajo, exámenes y otros quehaceres, lo anunciamos con unas horas de antelación, suficientes para los que tenéis pensado realizar alguna ruta. En este caso íbamos a visitar los recurridos montes de la Ribera, que nos pillan cerca y dan mucho juego. En un principio nos iban a acompañar los comunitarios Alonsojpd, Alino Pies Anchos, María y Patricia Carmona.

El comunitario Nacho anunció en el foro que otro grupo (Jose Matías, Juan, Alfonso, Luis y Toñi) iba a hacer una ruta por el Coto Cuadros un poco antes de nuestra hora de salida, le avisé de que era pronto para nosotros…

Nos preparamos para la ruta, hoy estrenando, por primera vez en la historia de la Comunidad, el culote largo de invierno, el que llamamos pijama comunitario. Salimos a la puerta y estaba esperándonos el comunitario Nacho, María y Alino Pies Anchos. Nacho nos propuso que nos uniéramos al otro grupo de comunitarios para ir por la zona de la Rambla de los Calderones, Casa Ros y Coto Cuadros. Nos convenció la idea salvo lo del Coto Cuadros, que al menos yo lo estoy dejando recuperarse medioambientalmente, soporta muchísimos ciclistas y senderistas al cabo del día y poco a poco lo estamos desertizando.

Rodamos con nuestras bicicletas de montaña hasta el segundo punto de encuentro, hasta el instituto Vega del Táder. Tras los saludos circulamos por las calles de Molina, subiendo dirección el Chorrico y desviándonos antes de llegar para entrar en la Casa Ros y la Rambla de los Calderones, que empezamos a subir tranquilamente.

He de decir que el pijama comunitario es muy cómodo, me apretaba un poco al principio por ser de estreno pero es suave y con buena badana, también es caliente por lo que los primeros kilómetros íbamos un poco acalorados. Pero en Murcia la cosa cambia bastante una vez que empieza a ponerse el sol, las temperaturas bajan en picado y el pijama hizo su trabajo manteniéndonos calentitos.

Rodamos por estas sendas estrechas en fila india, pasando por zonas técnicas y bonitas, subiendo los toboganes, disfrutando de la compañía, con el cielo encapotándose cada vez más, incluso amenazando lluvia.

Disfrutamos de estos parajes, que los tenemos muy cerca de la casa y algo abandonados. Subimos y bajamos los toboganes, para disfrute de los que les gustan los ascensos y los descensos. En la parte del puente el segundo grupo iba a ir al Coto Cuadros y nosotros hacia los montes de la Ribera, pero viendo como estaba el tiempo decidieron continuar la ruta por la zona de la Casa Ros y Los Vientos, para no alejarse mucho de la zona por si llovía.

Reemprendimos la ruta todos juntos subiendo a lo más alto de la Casa Ros y desde allí bajamos por una estupenda senda con saltos, cruzando hacia la parte de Los Vientos, haciendo más ascensos y descensos, toboganes de subida y de bajada, para ponernos a tono, con zonas técnicas y zonas fáciles, alternando, aprendiendo y cogiendo forma y técnica.

Algunos comunitarios era la primera vez que recorrían esta zona y quedaron maravillados, sorprendidos de tener estas sendas y ramblas tan cerca del pueblo. Precisamente por este motivo las tenemos un poco abandonadas, nos olvidamos de que están ahí y nos vamos más lejos.

Nos cayeron unas gotas muy finas y pequeñas, pero no llegó a llover ¡una pena! Una veces hacía de “guía” el comunitario Jose Matías y otras veces yo, alternando entre la Casa Ros y Los Vientos, buscando sendas que se adaptaran a las condiciones físicas y técnicas de todos los asistentes a la ruta.

El comunitario @Alino Pies Anchos estrenaba botines, entre sus muchas pruebas para buscar unos que se adapten a sus pies más anchos de lo normal, y por lo que nos contó no iba cómodo tampoco con las nuevas zapatillas, así que padeció un poco durante la ruta.

Hicimos algunos kilómetros subiendo y bajando mientras la noche se nos fue echando encima. Volvimos a la Rambla de los Calderones y salimos al Chorrico para pasar por el Tomillar y subir la cuesta de los Municipales, en plena noche, con algo de viento fresco, aquí sí que agradecimos bien el pijama comunitario.

Sin demorarnos despedimos al comunitario Nacho que se quedaba por la zona y bajamos hasta el camino, con cuidado, por la noche todos los gatos son pardos y hay que extremar la precaución. En el camino del Tomillar despedimos a Alfonso, Juan, Alino Pies Anchos y María, el resto, Alonsojpd, Jose Matías, Patricia Carmona, Luis y Toñi, continuamos hacia Molina de Segura por la carretera del Chorrico.

Acabamos esta estupenda ruta con una compañía inigualable, disfrutando del aire libre y de la montaña y, para colmo, haciendo deporte ¿qué más se puede pedir?

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB: