Hola estimados comunitarios, día 24 de febrero de 2018, sábado por la tarde, un día soleado de invierno murciano que no podíamos dejar escapar. Aparcamos en un lado los quehaceres cotidianos, los estudios y el trabajo y anunciamos en el foro una ruta, para salir a recoger parte de los rayos del sol antes de que caigan al suelo. Nos acompañarían los comunitarios Alonsojpd, Kronxito, Javi, Patricia Carmona y Antonio Asís.

Salimos con nuestras bicicletas de montaña preparadas, estrenando los pijamas comunitarios (el culote largo). Fuimos tranquilamente por la Vía Verde, la Ribera de Molina y la orilla del río Segura, hasta llegar a la Contraparada o Azud Mayor. Dimos la tradicional vuelta y paramos unos minutos allí para inspeccionar la zona.

Continuamos con la ruta por la orilla del río, por la parte de camino que es más ancha. El comunitario Kronxito, sin previo aviso, aumentó un poco el ritmo. Alguien dijo “relevos…” y la historia empezó…

Me descuidé un poco y cuando levanté la vista @Kronxito había aumentado el ritmo, Javi lo había seguido y yo me quedé en tierra de nadie, descolgado, entre el grupo de Patricia y Antonio y entre el grupo cabecero de Kronxito y Javi. A partir de este momento empezó mi suplicio, en un intento de volver a recuperar la rueda perdida del grupo cabecero del pelotón.

Y empecé a bajar desarrollo, a plato grande y piñón pequeño, a apretar los dientes y a tirar. Pero aún así no conseguía alcanzarlos, jugaban con ventaja, si vas a rueda haciendo relevos aprovechando bien el rebufo no te cansas casi y vas a más velocidad. A mí me tocó rodar solo contra el viento, con la esperanza de que se cansaran de hacer relevos.

Finalmente pude alcanzarlos y ponerme a rueda, pero estaba muy cansado así que cuando apretaban un poco volvía a descolgarme, respiraba, aumentaba el ritmo y volvía a pillarlos, haciendo lo que se conoce como “el muelle”. Afortunadamente Kronxito bajó el ritmo y pude mantenerme a su rueda para recuperar un poco, incluso en la parte final hicimos relevos y entré en alguno.

Llegamos al puente Manterola en Murcia, en un plis plas habíamos recorrido 10 km de río, con la emoción de intentar pillar al grupo de cabeza y con la tensión de no quedarme en tierra de nadie, el tiempo y los kilómetros se pasaron volando.

Nos hicimos la típica foto con la catedral de fondo, despedimos a Javi y el resto nos fuimos a tomarnos un chocolate con churros y unos crepes en la Chocolatería Valor de la plaza de la Catedral. Allí nos vino a saludar un amigo comunitario de Madrid, al cual le agradecemos que nos siga y que nos saludara.

Con muy pocas ganas nos volvimos a subir en las bicis, también con frío, para regresar a Molina de Segura. Pero antes de llegar nos encontramos con una cabra montesa en una cerca de una casa. Paramos a grabarla y saludarla y regresamos oscureciendo.

Una de esas rutas estupendas, auténticas, disfrutando de los animales, de la naturaleza, de una buena merienda y de una excepcional compañía. ¡Muchas más como esta!.

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta BTT: