Muy buenas estimados comunitarios, mañana de ciclismo, de retos y de logros deportivos y personales. El comunitario Ángel propuso subir a la Bola de la sierra de la Pila, su segundo ascenso largo tras coronar una semana antes los Almeces de Ricote. Anunciamos la ruta en el foro, sería larga y de dificultad bastante alta dado que acabaríamos haciendo más de 90 km y unos 1.400 metros de desnivel acumulado. Nos acompañarían los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Kronxito, Patricia Carmona, Antonio, Pedro203, Jose, Patrick, Rubén, Luis y Ángel.

Empezamos la ruta con nuestras bicicletas de montaña preparadas, habiendo comido muchos hidratos los días anteriores, nos esperaba un ruta durísima, de las que nos dejan al límite de nuestras posibilidades físicas y mentales. Un buen desayuno, un buen madrugón y ¡a rodar!

Salimos desde la sede de la Comunidad en Molina de Segura los comunitarios Alonsojpd, Kronxito, Patricia Carmona, Rubén, Antonio y Pedro203, recogiendo a Patrick un par de kilómetros más adelante. El día se presentaba caluroso, con el típico fresco mañanero pero amenazando calor a mediodía.

Pedaleamos pasando Los Conejos, La Quinta, La Alcayna, El Romeral y Los Valientes, donde se nos añadió el comunitario Paquito206. Tomamos el camino del Tomillar para dirigirnos al Fenazar por camino. Las vicisitudes del comunitario Patrick empezaron pronto, justo al entrar en este camino vimos que llevaba poco aire en la rueda trasera de su bicicleta, paramos a los pocos kilómetros a darle aire, parece que perdía por la válvula ¡Mal asunto!

Fuimos subiendo poco a poco hacia la Hurona, donde nos adentramos en el sendero de los Cordeles. El comunitario Patrick sufrió la primera cruda realidad de la mañana, al vaciársele la rueda trasera y tener que ponerle una cámara (iba tubelizada). Se puso manos a la obra para reparar el problema mecánico, sin recibir ayuda por parte de ninguno de los miembros asistentes. Uno que no quería mancharse las manos con el líquido sellante, el otro que estaba almorzando y el otro que estaba grabando unos escorpiones y ciempiés. Uno por el otro y el otro por el uno el uno se vio arreglando el pinchazo solo.

Comunitario Patrick arreglando solo el pinchazo de su rueda en el sendero de los Cordeles por Comunidad Biker MTB

Ascendimos por este bonito sendero de tierras rojas, en las faldas de la sierra de Lúgar, con alguna zona un poco técnica, para dirigirnos hacia la Hortichuela, punto de encuentro con el comunitario Ángel. Pero antes de llegar el comunitario Patrick sufriría otras dos crudas realidades, en forma de picadura de abeja, sendas abejas le picaron en la cabeza. Cuando llegué a su altura aún conservaba el aguijón de una de ellas. Se estaba echando barro, una buena opción. Le quité el aguijón, que llevaba un pedacito de abdomen (la pobre abeja moriría a los pocos minutos). Era pequeño, minúsculo, pero suficiente para inyectar una dosis de veneno en el melón de Patrick.

En el cruce de la carretera que va del Rellano a las Casicas paramos a esperar al comunitario Ángel, que debía estar por allí pero había ido a nuestro encuentro ni más ni menos que rodeando por el Rellano, la Hurona y la subida de los Cordeles. Los comunitarios Jose Costas y Paquito206 fueron a su encuentro. Mientras tanto, para no desaprovechar el tiempo, nos pusimos a medir los manillares de las bicicletas para un próximo vídeo, contando si nos gustan más o menos largos, marcas y modelos, tipos y materiales.

Llegaron los comunitarios y continuamos con el objetivo de la mañana, despidiendo al comunitario Luis que tenía que volver por cuestiones de agenda. Los demás empezamos a subir por la Hortichuela, hacia la senda Nino Schurter y llegando a la pista forestal de la sierra de la Pila, que sería nuestra compañera de camino en los próximos kilómetros. Por esta parte del recorrido de la ruta el comunitario Antonio comentaba que iba algo «pesado» esa mañana. Aunque la subida es relativamente suave, desde el camino del Tomillar prácticamente empezamos a subir, unos 20 kilómetros hasta este punto, que van poniendo los músculos en su sitio y si ese día te encuentras «flojo» de fuerzas se hacen pesados.

Aguijón de abeja tras picadura en la cabeza del comunitario Patrick por Comunidad Biker MTB

Recorrimos la pista forestal hasta llegar al cruce del Mojón de las Cuatro Caras. Paramos a almorzar y recuperar fuerzas, el comunitario Antonio sacó una barrita energética gigante en forma de pastilla de turrón, de la que dimos buena cuenta todos. De ella salieron más de 10 barritas que fuimos cogiendo y saboreando, mientras comentábamos lo que nos quedaba, lo más difícil, esos 3 km de ascenso asfaltado a la Bola, con pendientes de casi el 30%.

Nos volvimos a montar en las bicicletas, con el estómago lleno, para dirigirnos hacia el cruce de la Bola, no sin antes hacer unos 3 kilómetros de camino que va, como el anterior, en suave pendiente ascendente.

Llegamos al cruce y, sin mucha demora, empezamos a subir, animando al comunitario Ángel que era la primera vez que hacía este ascenso, también el comunitario Pedro203 y la segunda vez que lo hacía Kronxito. Cada uno fue cogiendo su ritmo natural, unos prácticamente habían coronado en el Pico de la Pila mientras otros iban por la mitad del camino. Son casi 3 km muy duros, con algún pequeño descanso en los Pozos de la Nieve y en el cartel del cruce del pico del Cenajo y de la Pila, pero nimios en comparación con las rampas que nos encontramos, sobre todo al pasar los Pozos de la Nieve y en las últimas curvas antes de llegar a la Bola.

El comunitario Ángel empezó muy rápido y poco a poco fue «apagándose». Es el error típico de los jóvenes comunitarios y de los que están empezando en el ciclismo. En una subida de este tipo, de más de 40 minutos de pedaleo (para los que somos del montón) hay que dosificar y empezar de menos a más. Y así fue, la cruda realidad del ascenso fue haciendo mella en las piernas y la cabeza del comunitario Ángel, que tuvo algún bajón, sobre todo en las rampas más duras, pero que fue superando y aguantando cuan jabato, hasta conseguir coronar.

Sujetando la bola de la pila en el pico de la pila por Comunidad Biker MTB

En mi caso me quedé acompañando al comunitario Antonio, que asumió el papel del lastre de la mañana. Unos kilómetros más abajo decía ir «pesado» y parece que la megabarrita tampoco le hizo mejorar, seguía sufriendo a cada pedalada. Extrañado me comentaba que la última vez subió bien y que notaba una sensación de pesadez desde que hizo un cambio a la transmisión de la bici. De momento el motivo real quedará como incógnita. Es cierto que hay días en los que te encuentras muy bien y otros, aparentemente en las mismas condiciones, te encuentras peor.

Lo importante es que también consiguió coronar y vencer la adversidad, lo que lo hizo más fuerte mentalmente. Una vez arriba comentamos y felicitamos a todos los comunitarios por coronar este pico, hazaña nada baladí. Unos lo subieron con dos picaduras de abeja en la cabeza, otros con 10 kg de más, otros con las piernas pesadas, otros por primera vez, otros a un ritmo estupendo… ¡Enhorabuena a todos!

Fotos, vídeos, risas, admiración de las vistas de toda la región, cables RJ45 tirados por el suelo, algún envoltorio de los venenosos geles y de barritas, tristes recuerdos que dejaron otros a su paso por la zona. Los recogimos antes de partir, aunque de poco servirá si no hay conciencia y una base de educación para los cerdos del monte.

Emprendimos el camino de regreso, en este punto llevábamos unos 42 km y unos 1.200 metros de desnivel acumulado subiendo. Ahora restaban otros casi 40 km de vuelta, gran parte de bajada pero todavía había que darle a los pedales durante varias horas.

Decidimos bajar por la Solana, por si la ruta no había sido lo suficientemente dura, una bajada estupenda para hacerla sin cansancio acumulado y para los que nos gustan las zonas técnicas. Justo en la entrada a este sendero, que está unos metros antes de los Pozos de la Nieve, bajando a la izquierda, los comunitarios Paquito206 y Rubén casi tiene un accidente importante. El comunitario Paquito206 hizo el amago de entrar en la senda y Rubén le adelantaba por la izquierda a mucha velocidad, sin saber que la senda se tomaba en esa parte. Les faltó muy poco para tener una fuerte caída, afortunadamente, sin saber ni cómo, consiguieron controlar el choque.

Comentando la jugada empezamos a subir por el sendero de la Solana. Sus primeros metros son de subida y luego es todo bajada hasta la Garapacha, pero ¡menuda bajada! Varios kilómetros de senda y camino pedregoso para el disfrute de los comunitarios amantes de la técnica.

Llegamos abajo con los brazos doloridos de tanto golpetazo pero con esa estupenda sensación cuando vemos que todos hemos descendido bien y sin caídas. Desde allí pasamos a la Garapacha y cogimos carretera para ir descendiendo a las Casicas. Despedimos a los comunitarios Jose y Paquito206 que seguirían hacia Fortuna. Los demás tomamos rumbo al Rellano, por la carretera de Los Zarates.

Llegamos al Rellano y paramos para abastecernos de vituallas: almendras fritas, agua y bebidas isotónicas. Me consta que algún comunitario, mejor dicho, alguna comunitaria, comió también trigo pelao. Todo esto sucedió en casa de mis padres, punto de parada cada vez que pasamos por el Rellano.

Una vez más volvimos a subirnos en las bicicletas de montaña, algo cansados pero felices, nos quedaban 20 kilómetros para llegar a casa, que nos tomamos con mucha filosofía y paciencia. Poco a poco, pedalada a pedalada, metro a metro, el contador fue restando y llegamos finalmente.

Ruta estupenda, de esas que se hacen duras sobre todo por el desnivel y los kilómetros, pero con la compañía de los comunitarios en ningún momento nos aburrimos, de hecho no conocemos el significado de tal palabra en la Comunidad. Acabamos acumulando 7 horas de ruta, 77 kilómetros y 1.400 metros de desnivel, llegando a los 1.238 metros de altitud.

Quiero agradecer a todos los comunitarios que decidieron acompañarnos en este reto, porque este tipo de rutas son un reto para todos. Lo que nos queda de ellas es la satisfacción de haberlo intentado, independientemente de si se consigue o no, con el aliciente de que esta mañana todos lo conseguimos ¡Enhorabuena!

De vuestro comunitario presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta BXM: