Hola amigos de Comunidad Biker, soy el comunitario Vicepresidente @paquito206 y vamos con otra marcha de los domingos, esta vez nos toca volver a Caudete, pero en el Circuito de Albacete y con un nombre que lo dice todo: La Inmortal de Caudete. Los preparativos son los de siempre y los participantes en este evento éramos Alonso, Alino, María, Guillermo y un servidor, además de Kronxito como reportero.

Tras mis cálculos para hacer la salida hacia Caudete y con el típico retraso que siempre tenemos, fuimos hacia nuestro destino, hacia el pueblo de Caudete. Casi llegando recibimos una llamada de nuestros comunitarios autóctonos Alino y María, al parecer mi poco margen y el retraso habitual habían hecho que llegáramos tarde. Aparcamos en los primeros huecos libres que encontramos, un poco retirados de la zona de recogida de dorsales y de salida.

Raudos y veloces (unos más que otros), preparamos las vestimentas y las bicis y nos dirigimos a recoger los dorsales. Entramos al pabellón y ¡Sorpresa! ya no quedaba ni rastro de los dorsales. Los que había por allí nos preguntan que qué necesitábamos y respondemos que los dorsales, a lo que nos contestan con un “¿Ahora? ¿No llegáis un poco tarde?”. Nosotros, sorprendidos un poco, aún quedaban unos 15 minutos y acostumbrados al circuito de Alicante, donde la salida es a las 9 o las 10, aquí resultó ser a las 9:30. Por lo que era normal que ya no quedara ni el tato allí.

Finalmente pudimos recoger nuestros dorsales y, tras colocarlos en las bicis, nos fuimos a la zona de salida para hacernos las fotos y saludar a algunos de los amigos que allí había.

Suena el disparo de salida y comienza la parte real y fantástica, a partes iguales, de esta marcha maratón BTT. Salimos de Caudete subiendo en dirección Yecla (creo) hacia los molinos. Rodamos con nuestras bicicletas de montaña por un camino de subida, no muy pronunciada pero con una cierta pendiente. Voy cogiendo ritmo. Esta subida la conozco del año anterior y, aunque los molinos imponen de lejos, les tengo la medida cogida (aunque siempre mejorable). Pillo un buen ritmo y cadencia y ¡A por ellos!

Voy remontando posiciones y, padeciendo de lo lindo, las sensaciones son muy buenas. Incluso me permito el lujo de ir charlando y saludando a algunos compañeros y, cómo no, posando delante de los objetivos hasta completar la subida. Una vez en todo lo alto toca bajar por el tramo de pista que al principio está hormigonada, con bastantes curvas y algo de gravilla. Bajo rápido pero con cautela, no es plan de dar otro pellejazo y menos encima del hormigón. Llego al final de este tramo y del hormigón pasamos a otra zona de tierra. En este punto voy algo mas rápido, pero aún con precaución, del año pasado recordaba una senda, que esta vez no estaba. En compensación, nuestros amigos de Caudete, abrieron los grifos de las ramblas y pasamos por unos 4 ó 6 tramos de agua divertidos. Ya sabéis que a mí los charcos me encantan, aunque en uno de ellos cierto es que estuve a punto de hacer un félix. La altura del agua era bastante y la bici se frenó bruscamente al entrar, casi salto por encima del manillar, pude evitarlo en el último momento.

Continuamos bajando y llaneando en dirección a Caudete, todo esto por pista o camino de tierra, con algún tramo de asfalto, donde la velocidad que llevábamos era importante. En esta parte de la marcha BTT maratón de Caudete se iban haciendo grupos y dándose algunos relevos, al estilo ciclismo de carretera. Iba tirando del carro con un nutrido grupo de ciclistas a mi rueda y con algún pequeño relevo que cogía, aunque estoy más fuerte que el vinagre, un respiro nunca viene mal.

Llegamos a Caudete y vamos en dirección a la zona de salida, dentro del pueblo visualizo a unos metros a Desiré Moya, a la que en todo el año anterior no conseguí verle el pelo en plena marcha y, por fin, en esta lo hice. Me dio ánimos, significaba que voy progresando, el nivel de esta chica es muy alto.

Vamos saliendo del pueblo y continúo adelantando posiciones, aunque en los primeros toboganes de subida salté un poco y en la caída casi se me va la bici y me la pego, pero tuve suerte y destreza (los saltos no son lo mío). Todo quedó en un sustillo, de esos que te activan y te ponen más alerta.

Entramos en una zona de rambla, en lo que llaman La Toconera, la rompepiernas de la marcha. Alternamos ramblas, pistas, subidas y bajadas. Había que ir tirando de prericia, pues había alguna que otra subida donde se amontonaba la cosa, por ejemplo en la salida del túnel, que me tocó poner pie al suelo tras quedarme frenado detrás del ciclista que me precedía.

Seguí mi camino disfrutando de la zona de senderos sinuosos que ya conocía de la Caudete Extreme. Continúo buscando el final de la marcha, ya llevábamos algún que otro kilómetro entre pecho y espalda. Mientras tanto más sorpresas en forma de subida, gracias a mi potencial no supusieron mayor problema :yahoo: .

Finalmente encauzamos hacia el pueblo en un tramo de bajada y llano, donde pude ir a toda velocidad, buscando la meta, que crucé en un tiempo de 3:15:43, entrando en la posición 132 de la general y 33 de mi categoría. Un buen tiempo, aunque todavía muy mejorable.

Acabé esta marcha maratón de Caudete, la Inmortal, bastante contento y con muy buenas sensaciones. Tocaba esperar al resto de comunitarios, mientras tanto tomé un refrigerio, charlé con nuestros amigos y compartí impresiones. Conforme llegaban el resto, estaba dentro comiéndome mi plato de macarrones, que me sentó de lujo. Por supuesto también comí una cantidad ingente de dulces, entre charla y charla con nuestros queridos amigos de Ciclos Conde y tros tantos que por allí había. Por supuesto nos hicimos una fotaca con nuestros amigos de Ciclos Conde.

Recogimos las bicis, las cargamos en los coches, grabamos las impresiones y pusimos fin a esta dura y bonita marcha maratón Inmortal de Caudete.

Atentamente de vuestro comunitario Paquito206.

  • Fotos comunitarias de la marcha BTT Inmortal de Caudete:

  • Fotos de la marcha BTT Inmortal de Caudete Parte 1:

  • Fotos de la marcha BTT Inmortal de Caudete Parte 2: