Comer es un placer, eso es indudable. La prueba es que dicen que el chocolate es sustitutivo del sexo, ejemplo más visual no puede darse.

Pero, como con todo placer, hay que ser capaz de mesurarse. Puede ser que éste pase de ser extraordinario a monótono, de excitante a aburrido, de beneficioso a malicioso, que lo placentero se convierta en pernicioso.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Sin embargo es fácil que con la comida nos dejemos llevar por esa sensación placentera y que nos pasemos en cuanto a cantidad. Sé que es dificil llevar este control y solo tomar lo necesario, lo esencial para vivir. Es complicado resistirse a los placeres, es más sencillo dejarse llevar y caer en la tentación. Yo pienso que las tentaciones están ahí para caer en ellas, pero esto debe ser una excepción, y no la norma.

La comida que hacemos entrar al cuerpo tiene que ser la suficiente para hacer funcionar perfectamente el complejo mecanismo biológico que somos y no tanta que nos aumente en volumen, limite movimientos e impida ver ciertas partes, así pues, debemos conseguir que entre la energía que hacemos entrar y la que tenemos que quemar debida exista un equilibrio. Debemos pensar que dentro de la naturaleza, e incluso dentro de la humanidad, somos muy afortunados de poder decidir la cantidad y calidad de lo que comemos. Si no somos capaces de mantener este equilibrio, por exceso o defecto de imputs, podemos caer en un estado de enfermedad, tal como la anorexia o la obesidad. Comer es importante, pero una vez cubiertas las necesidades básicas, comer bien lo es más aún. Hay que ser capaz de llevar una dieta equilibrada o, al menos, comer equilibradamente. Tal vez, como nos alimentaban nuestras madres es lo correcto.

Dietas existen a millones, de todas las clases y colores. Sin embargo, me he decidido a poner este artículo sobre la llamada “Dieta de los Puntos” por el hecho de que permite valorar los alimentos que ingerimos. Así con ello podemos ver si nos excedemos o si somos capaces de llevar esa alimentación llamada equilibrada. A nosotros los comunitarios, que somos deportistas aficcionados natos, no nos es tan importante seguir una dieta como a un deportista de élite, pero debemos de ser capaces de controlar que el placer de comer no nos domine, que no terminemos siendo dominados por el ansia y que nuestro lema no sea “Comer cuanto más mejor y cuanto mejor más”, es decir, que no nos convirtamos en unos Alonsos cualesquiera. Espero que, auque no la sigáis, al menos, os sirva para aprender algo.

Por último os digo que si realmente pensáis que necesitáis una dieta, antes que nada os pongáis en manos de un experto, ya dietista, ya médico y que, sobre todo, seáis felices con lo que hagáis y comáis.

Saludos amig@s comunitari@s.

INSTRUCCIONES

El método Wheigh Watcher’s fue fundado en 1963 por la estadounidense Jean Nidetch que tuvo la idea de juntarse con amigas y conocidas para adelgazar y darse apoyo. Desde que Jean Nidetch ideara este método más de 30 millones de personas lo han probado y conseguido perder peso, y lo que es más importante, después de perder el peso deseado, no han vuelto a engordar.

La dieta tiene unos aspectos dietéticos establecidos por expertos y además, durante le programa de aldelgazamiento, se recomienda visitar a su médico habitual para que lleve un control sobre usted.

Con el plan de puntos, todo , absolutamente todo, lo que comes o bebes debe ser considerado, ya que tiene su cantidad determinada de puntos.

Puedes tomar lo que te apetezca, siempre y cuando no sobrepases la cantidad de puntos diarios que debes consumir. Los puntos diarios que no consumas, es decir, que si al hacer tu menú te sobran puntos, éstos los puedes guardar para posteriores de la misma semana para poder darte un capricho o por si quieres ir de cena fuera.

También hay que decir que se recomienda no beber alcohol, ya que todas las bebidas alcohólicas contienen un gran número de puntos.

Lo que se recomienda diáriamente es lo siguiente:

1. Cinco raciones de fruta o verdura.

2. Dos raciones de grasa vegetal.

3. Tres raciones de productos con calcio.

La cantidad diaria de puntos que debes consumir depende de tu peso:

PARA LA MUJER

PARA EL HOMBRE

HASTA 70 KG 18 PUNTOS HASTA 80 KG 26 PUNTOS
DE 71 A 80 20 PUNTOS DE 81 A 90 28 PUNTOS
DE 81 A 90 22 PUNTOS DE 91 A 100 30 PUNTOS
DE 91 A 100 24 PUNTOS DE 101 A 110 32 PUNTOS
MÁS DE 100 26 PUNTOS MÁS DE 110 34 PUNTOS

En la primera fase de la dieta o del “Impulso inicial” se trata de perder aproximadamente un 10 % del peso total, que es un paso muy importante hacia el objetivo final.

La segunda fase consiste en ir perdiendo peso paulativamente hasta alcanzar el peso ideal, es decir, que tu IMC (Índice de mas corporal) se sitúe entre el 20 y el 25.

La última fase, es la más gratificante ya que consiste en matener nuestro peso y nos va a permitir cosumir un número más elevado de puntos (un máximo de 40 puntos diarios), y que por lo tanto darnos más caprichos que hasta ahora.

Se suministra una base de datos con los puntos de la mayoría de los alimentos, con lo que podrás llevar tú mismo el control.

NOTA 1: El IMC o Índice de Masa Corporal se calcula a través de una sencilla fórmula:

IMC = (peso en kg.)/(altura en m)2

Ejemplo:
Tu peso es de 85 kg. y tu altura de 1,65 m
IMC = (85)/(1,65)2 = 31,22

Ahora vamos a calcular el Peso Ideal de esta persona que como hemos dicho anteriormente pesa 85 kg. y mide 1,65 m.
El cálculo del peso ideal es muy sencillo, vamos a calcularlo, suponiendo que queremos tener un IMC de 22.

Ejemplo:
Peso Ideal = (IMC deseado) * (altura en m.)2
Peso Ideal = (22)X(1,65) = 59,90

NOTA 2: Los BONO POINTS son puntos que se consiguen realizando ejercicio físico, estos puntos se deben sumar al total de puntos consumibles a diario.